Protegerán al mero en Yucatán

Ante el reto de conservación que implica la captura del mero, que en la pesca de escama es la especie emblemática de Yucatán, autoridades de los tres niveles de gobierno e institutos de investigación impulsan estrategias para su conservación, entre las que destacan el establecimiento de dos periodos de veda para el Golfo de México.

Con estas acciones se pretende frenar la práctica -que incluso ahora realizan varios pescadores de la entidad cuando se aproxima el plazo de prohibición-, de generar su salida de otros puertos diferentes a los de la Península de Yucatán, con la finalidad de seguir capturando esta especie todo el año, explicó el director de Pesca de la Secretaría de Desarrollo Rural de Yucatán, Ricardo Delfín Quezada Domínguez.

El funcionario estatal señaló que el 29 de marzo pasado, en el marco de la sesión extraordinaria del Consejo de Pesca y Acuacultura Sustentables del Estado, el gobernador Rolando Zapata Bello recibió del representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) México, Fernando Soto Baquero, el diagnóstico de esta especie.

Este documento fue resultado del trabajo de 63 organizaciones de los sectores social y empresarial, precisó.

Señaló que este plan se diseñó para regir 18 años y está enfocado en lograr el ordenamiento pesquero en la entidad, pasando desde las capturas tradicionales, generar y hacer una credencialización de los hombres de mar hasta realizar un censo que permita saber en términos reales cuántas embarcaciones hay en cada puerto.

Esto también implica realizar un estudio de la biomasa de las especies, en este caso del mero, para tener una idea del soporte real que la pesquería puede tener en los próximos años.

Quezada Domínguez señaló que entre las primeras acciones aplicadas este año están los dos periodos de veda, el primero de 40 días se aplicó del 1 de febrero al 10 de marzo pasado, y el segundo será durante diciembre, con la finalidad de que a partir de 2017 sean dos meses completos.

Al señalar que las acciones están en marcha, precisó que las reuniones con los permisionarios y los pescadores continúan; se les escucha para conocer sus propuestas y aportaciones que permitan lograr el ordenamiento pesquero que requiere esta actividad, considerando su importancia económica, pues es el sustento de miles de familias.

Indicó que esta pesquería tendrá un ‘descanso’ en las próximas semanas, porque el 1 de agosto arranca la temporada de pulpo, y muchos de los que ahora están enfocados en el mero se van a pulpear, ya que es más redituable.

Deja un comentario