Nuevas alternativas para informatizar la agricultura

El gigante de las semillas biotecnológicas ha desvelado sus planes para expandir su filial Climate Corp., que ofrece asesoría sobre clima y cultivos en base a modelos informatizados. Su objetivo es desarrollar una red online similar a la de Amazon.com Inc., una especie de comercio electrónico en el que los agricultores podrán comprar servicios y compartir datos con Monsanto y otras empresas.

La decisión se tomó a pesar de la limitada rentabilidad que Monsanto ha conseguido hasta ahora por sus servicios de agricultura digital.

DuPont Co., Cargill Inc. y Deere & Co. también están invirtiendo en el negocio, junto con otras nuevas empresas de tecnología.

Pero los agricultores estadounidenses se han tenido que apretar el cinturón después de que una serie de excelentes cosechas provocaran una caída de los precios del maíz, la soja y el trigo. Algunos han sido reacios a compartir los detalles de sus negocios con algunos de los grandes agentes del sector.

Monsanto hasta ahora se ha centrado en reclutar el mayor número posible de agricultores para su plataforma Climate. Agricultores que representan cerca de 37 millones de hectáreas de tierras sembradas en Estados Unidos -casi la misma cantidad de hectáreas que fueron plantadas con maíz este año en el país norteamericano-, se han inscrito. Alrededor de 5,6 millones de esas hectáreas están pagando por los servicios, de acuerdo con Mike Stern, quien a principios de este año asumió la presidencia ejecutiva de la división Climate. Stern estima que habrá 10 millones de hectáreas pagando en 2017.

La primera empresa en unirse al esfuerzo de Monsanto es Veris Technologies Inc., especializada en sensores que miden las variaciones de la composición del suelo a través de los campos. Los agricultores que utilizan los sensores de suelo de Veris serán capaces de canalizar esos datos hacia el sistema Climate de Monsanto para planear mejor el uso de fertilizantes y semillas, dicen las empresas.

Monsanto apuesta por que más compañías se unirán, atraídas por la posibilidad de tener acceso a la base de usuarios establecidos de Climate y su tecnología, y evitando la necesidad de desarrollar sus propios sistemas para crear cuentas de agricultores y trasmitir datos y pagos de forma segura.

Stern dijo que Monsanto aún no ha determinado cuánto cobrará a las empresas por conectarse a Climate. La compañía sigue proyectando cientos de millones de dólares en ventas de su paquete de servicios digitales para finales de la década, agregó.

Deja un comentario