Agricultura familiar no suple todas las necesidades

El informe de la FAO también reconoce la complejidad de la agricultura familiar como herramienta para suplir necesidades tanto económicas como de alimentos.

El organismo detalló que el mismo Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) define la agricultura familiar como “un modelo de producción emprendido por familias o la asociación de varias familias, en el que se desarrollan actividades agrícolas, pecuarias, forestales, acuícolas y pesqueras”.

Para la FAO, la agricultura familiar contribuye a varias dimensiones de la seguridad alimentaria, en disponibilidad y acceso de alimentos a la vez que facilita el acceso a los mismos a través del autoconsumo, intercambio y la venta del excedente genera ingresos para acceder a otras canastas de bienes de consumo.

Se estima que el 82 % de las 400,000 exportaciones agrícolas provienen de agricultura familiar. Además, el 43 % de la producción de frijol, el 32 % de la producción de frutas, el 64 % de la de hortalizas, el 44 % de la de maíz y el 8 % de la producción de carne, también es provista por las familias.

No obstante, aunque signifique ingresos, el representante regional de FAO, Raúl Benítez, indicó que largas cadenas de comercialización le dejan pocos recursos económicos a los productores y genera altos precios a los consumidores finales.

Además, como la mayoría de la agricultura familiar es de subsistencia; es decir, por estar orientada al autoconsumo, y con recursos financieros y tecnológicos escasos, conlleva a bajos resultados de productividad.

“Un porcentaje no despreciable de hogares salvadoreños dedicados a la producción de alimentos lo hace en condiciones que no garantizan, desde los marcos normativos vigentes, estabilidad en los ingresos y acceso a redes o sistemas de seguridad social y que, por lo tanto, presentan privaciones en una o varias dimensiones del bienestar”, apunta el documento.

Pese a eso, el representante de FAO, indicó que el organismo reconoce los esfuerzos de políticas y programas públicos en fortalecer programas de agricultura familiar y las condiciones que faciliten la lucha contra el hambre y la pobreza.

Deja un comentario