Una flor podría abaratar costos de producción de biogás

Una variedad de margarita gigante, la silphie, podría reducir los costos de los productores de energía verde que ahora utilizan maíz para obtener biogás en Alemania.

El maíz aporta dos tercios de los 4.1 gigavatios de energía de biogás de ese país. La industria da empleo a 43 mil trabajadores y suministra energía a 8.3 millones de hogares alemanes.

Sin embargo, de acuerdo con algunos experimentos de campo, la silphie tiene ventajas sobre el maíz porque es una planta perenne que crece todos los años durante dos décadas sin resembrar.

Se trata de una planta de pequeñas flores amarillas cuyo nombre en latín es Silphium Perfoliatum, conocida por los productores alemanes como silphie; mientras que en Estados Unidos, de donde es originaria, se la llama planta copa o copa india.

La federación, que representa a 9 mil propietarios de plantas de biogás en Alemania, aseguró que la silphie, podría reducir los costos de los productores de energía verde que ahora utilizan maíz. La industria produce gas a partir de fuentes renovables como las plantas, que pueden quemarse para generar electricidad.

El maíz, detalló, es un recurso sumamente bueno pero las personas se sienten intimidades por el tamaño de la planta. No ayuda a la imagen de la industria. La silphie, abundó, es amigable, resistente, no necesita tratamiento químico, es ideal para las abejas. “Probablemente sea igual de buena para la generación de energía”.

Las ventas de la industria alemana del biogás han disminuido de 8 mil 400 millones de euros en 2014 a 8 mil 300 millones (9 mil 400 millones de dólares) el año pasado, según la federación.

La industria del biogás pronostica una adopción lenta de la silphie en un principio debido a la aversión al riesgo de los agricultores y a la aceptación que tiene el maíz para la generación de energía verde.

La siembra de la silphie se ha centrado en el estado de Baden-Wurtemberg, al sudoeste de Alemania, donde este verano se sembraron unas 480 hectáreas del cultivo.

Deja un comentario