Piden avicultores detener la importación de pollo

La Unión Nacional de Avicultores exigió suspender la importación de carne de pollo libre de arancel, ya que además de poner en riesgo el empleo, no garantiza que los precios al consumidor disminuyan.

El presidente de la UNA, César Quesada Macías, explicó que cuando se impuso esta medida que permite la importación de 300 mil toneladas libres de arancel, en mayo de 2013 y luego ratificada el 22 de diciembre del año pasado; las condiciones sanitarias de la industria avícola eran distintas, pues las granjas habían sido afectadas por la influenza aviar de alta patogenicidad (H7N3).

Sin embargo, aclaró, esa crisis ya se superó y “ahora estamos recuperando nuestro crecimiento y abasteciendo los mercados con pollo mexicano, cuyo mayor atributo es ser fresco”.

El representante de los avicultores expuso que el año pasado la importación de carne de pollo provocó la pérdida de 98 mil empleos, y se dejaron de obtener 9 mil 500 millones de pesos de valor agregado en la economía.

Y detalló que, por cada punto porcentual de penetración de importaciones, no se crean 12 mil plazas directas e indirectas de empleo en la industria nacional. Además de que se dejan de generar 632 millones de pesos de valor agregado en la economía.

Puntualizó que la importación de carne de pollo libre de arancel no ha favorecido al consumidor. De 2013 a la fecha los precios de pollo entero al productor se sostienen en una banda de entre 18.50 y 20.50 pesos por kilo, y el costo para el consumidor oscila entre 34.70 y 35.70 pesos.

El presidente de la UNA, César Quesada Macías, sostuvo que la industria avícola está en disposición de competir, pero en igualdad de circunstancias, principio que no se cumple con las adquisiciones provenientes de Brasil, país que exporta 4.2 millones de toneladas de pollo y tiene un superávit en la producción de maíz y soya, principales materias primas para la engorda de las aves, en tanto en México se producen 3.2 millones de toneladas y se importa 70 por ciento del maíz y la totalidad de la soya requerida para alimentarlas.

Deja un comentario