En agosto, subieron precios de básicos: FAO

Durante el pasado mes de agosto, los precios de los alimentos básicos subieron, a pesar de que bajaron los precios de los cereales con la mejora de las perspectivas para la producción mundial.

La FAO dio a conocer su índice de precios de los alimentos, que tuvo un promedio de 165,6 puntos en agosto, un 1,9 por ciento más que en julio y casi un 7 por ciento respecto al año anterior.

El reporte establece que este aumento mensual fue impulsado principalmente por los precios del queso y el aceite de palma, mientras que los del trigo, maíz y arroz experimentaban descensos.

La FAO elevó en forma considerable su pronóstico de la producción mundial de cereales para 2016 a 2 mil 566 millones de toneladas, un aumento de 22 millones de toneladas más que las proyecciones de julio, y atribuyó el incremento principalmente a la previsión de una cosecha mundial de trigo récord para este año y una amplia revisión al alza de la cosecha de maíz de 2016 en Estados Unidos.

Sin embargo, no ha cambiado sustancialmente su pronóstico para la utilización mundial de cereales en el próximo año, que se espera que crezca un 1.6 por ciento, liderada por el maíz, y en cierta medida por suministros de trigo de baja calidad, utilizado como pienso. La previsión de la FAO para el comercio de cereales en 2016/17 se redujo en casi 9 millones de toneladas debido a la abundante disponibilidad de trigo y cereales secundarios para la exportación.

El índice de precios de la FAO es un índice ponderado en base a los intercambios comerciales que hace el seguimiento de los precios internacionales de los cinco principales grupos de alimentos básicos.

El índice revirtió su caída de julio y subió en agosto a su nivel más alto en los últimos quince meses.

Así, el índice de precios de los productos lácteos subió un 8.6 por ciento durante el mes, lo que confirma un cambio notable en la actitud del mercado ligada a la caída de la producción de leche en la Unión Europea y una reducción de las perspectivas de la oferta para la exportación tras un inicio nada excepcional de la temporada anual en Oceanía.

El  de los aceites vegetales aumentó un 7.4 por ciento, impulsado por precios del aceite de palma más firmes debido a una producción menor de la prevista en Malasia y el aumento de la demanda de importaciones por parte de China, India y la UE.

El índice de precios del azúcar de la FAO, ahora en su nivel más alto en casi seis años, subió un 2,5 por ciento en relación a julio y ha llegado a un 75 por ciento por encima de su nivel de hace un año.

El índice de precios de la carne se mantuvo prácticamente estable, con un aumento del 0,3 por ciento en relación a julio, incluso aunque bajaron los precios de la carne de bovino.

Como reflejo de las tendencias y perspectivas de la cosecha de cereales, el índice de la FAO para los precios de los cereales se redujo en un 3 por ciento con respecto a julio y se situó un 7.4 por ciento por debajo de su nivel de agosto de 2015.

Deja un comentario