Aumenta en EU la venta de carne de ganado alimentado con pasto

Alguna vez considerada como un artículo de lujo, la carne vacuna etiquetada como “alimentada con pasto” gana adeptos en el mercado de Estados Unidos, ya que lo mismo en los estadios que en los estantes de Wal-Mart, la gente apuesta por la carne más magra.

Para vendedores y propietarios de restaurantes, la citada etiqueta connota mucho más que el ganado haya crecido en la pradera. Muchos consumidores perciben que el ganado alimentado con pasto es una alternativa más saludable y de mayor calidad que la carne convencional y están dispuestos a pagar más por ello, sin importar que el etiquetado y sabor puedan no ser consistentes.

El ganado alimentado con pasto es un ganado criado al aire libre, comiendo hierba o forraje como el heno, según el Departamento de Agricultura estadounidense; los métodos convencionales de cría de ganado implican la alimentación con granos como el maíz y la soya para acumular grasa. El uso de antibióticos, hormonas de crecimiento, pesticidas y el confinamiento puede variar de rancho a rancho, al igual que el sabor y su nivel de suavidad.

En los últimos cinco años Aramark, una compañía de servicios de alimentos estadounidense, comenzó a servir la carne vacuna alimentada con pasto en lugares como el estadio Fenway en Boston y el Centro de Convenciones de Anaheim, California, y la gente percibió que la empresa  estaba haciendo un esfuerzo para ofrecer los ingredientes de mayor calidad y se mostró dispuesta a pagar un precio superior por una mejor calidad.

En 2015, las ventas de ganado alimentado con pasto comprendían sólo 1,4% del mercado de la carne de vacuno fresca en EU, unos 18 mil millones de dólares, pero su tasa de crecimiento ha superado con creces la carne convencional en los últimos años,

Según la firma de investigación de mercado Nielsen, el año pasado, las ventas de ganado alimentado con pasto aumentaron casi un 40% respecto al año anterior, frente al aumento de 6,5% de la carne de res convencional durante el mismo período.

Las personas a menudo tienen que pagar del 30% al 80% más por medio kilo de carne de res alimentada con pasto respecto de la carne convencional. Pero últimamente se ha moderado el precio de la carne, y la disponibilidad de ganado alimentado con pasto ha mejorado a medida que más productores entran en el mercado premium.

Los costos de ganado alimentado con pasto son más altos que los del alimentado con granos en parte porque el ganado toma más tiempo para alcanzar el peso necesario para el matadero, de entre 24 a 36 meses, en comparación con los 14 a 18 meses del ganado vacuno criado convencionalmente.

Hace dos años, Wal-Mart empezó a vender este tipo de carne en algunos de sus supermercados en Estados Unidos, hoy vende paquetes de una libra de carne molida de res etiquetada “orgánica” y “alimentada con pasto” en casi todas sus 4 mil 600 tiendas en ese país.

No todo el ganado alimentado con pasto es orgánico, pero la medida es parte de un esfuerzo más amplio de Wal-Mart para vender más productos orgánicos y de primera calidad para atraer compradores jóvenes de mayores ingresos.

Deja un comentario