Cannabimiel, dos gustos unidos

Un apicultor francés tuvo la maravillosa idea de unir dos de sus más grandes intereses: las abejas y la cannabis, para crear algo que llama “cannabimiel” (“cannahoney“) que, como su nombre indica, es una miel producida a partir del néctar de plantas de mariguana.

Bajo el seudónimo de Nicolas Trainbees, este  hombre ha generado un gran revuelo en las redes sociales aunque, aclara, su objetivo desde un principio ha sido el activismo a favor de la cannabis medicinal y su legalización en su Francia.

Trainbees asegura que ha usado cannabis desde los 10 años de edad, lo que lo ayudó a controlar su hiperactividad, y durante los últimos 20 años se ha dedicado de tiempo completo a trabajar con abejas.

Explica que se puede entrenar a las abejas para producir miel a partir de cualquier planta, pues “todo lo que pasa por las abejas mejora”, así que hace unos años decidió darles a probar plantas de cannabis que él mismo cultiva.

Algunas personas lo han atacado porque consideran que este proceso daña a las abejas, pero Nicolas explica que “las abejas que producen la cannabimiel no son afectadas por los cannabinoides porque ni siquiera tienen un sistema endocannabinoide”, por lo cual simplemente no pueden procesar la cannabis igual que los humanos.

Este apicultor francés cree firmemente que la miel de cannabis debe poder llegar a personas que se podrían beneficiar de ella en el mercado de los comestibles derivados de esta planta.

Deja un comentario