Preside México la lucha contra los gases de efecto invernadero en al agricultura

México asumió la presidencia del Consejo de la Alianza Global de Investigación de Gases de Efecto Invernadero en la Agricultura (GRA, por sus siglas en inglés) para el periodo 2016 – 2017.

Este organismo internacional trabaja para aumentar la producción de alimentos sin generar afectaciones al medio ambiente y, específicamente, tiene como objetivo trabajar de forma conjunta entre las naciones para reducir el impacto del sector agropecuario en el cambio climático.

Al encabezar la sexta reunión del Consejo de la GRA, el coordinador general de Asuntos Internacionales de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Raúl Urteaga Trani, subrayó que con la Alianza Global como plataforma, México ha compartido conocimientos y experiencias sobre investigaciones que analizan la disyuntiva entre la producción sustentable y la necesidad de mayor ingreso para los productores.

Abundó que este tipo de cooperación internacional permite identificar y poner en marcha proyectos prioritarios en materia de retención de carbono en los suelos, prácticas agronómicas sustentables y acciones integrales de adaptación y mitigación del cambio climático.

En nuestro país, recalcó, se cuentan diferentes proyectos de manejo sustentable de suelo y agua, de rehabilitación de agostaderos en zonas áridas, prácticas de labranza de conservación y de implementación de biodigestores para la captura y uso de gas metano.

Un ejemplo de estos esfuerzos para mitigar los efectos del cambio climático en el sector primario, detalló, es el Programa de Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro), el cual se impulsa de manera conjunta con el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT).

Otro, dijo, es el Programa Nacional de Rehabilitación de Agostaderos (PRONARA), que ejecuta la Comisión Nacional de Zonas Áridas (CONAZA), el cual lleva un avance de más de 800 mil hectáreas de pastizales rehabilitados, de un total de 1.5 millones de hectáreas programadas para 2018.

El funcionario federal refirió que este tipo de proyectos de la CONAZA han sido implementados con éxito por los gobiernos de Centroamérica, en el llamado corredor seco de esa región, como parte de las medidas de cooperación internacional que impulsa México en el contexto regional.

La Alianza Global de Investigación de Gases de Efecto Invernadero en la Agricultura está integrada por 30 naciones que trabajan para hacer más sustentables las actividades agropecuarias, impulsar la investigación y fortalecer la seguridad alimentaria.

 

Deja un comentario