La CDMX requiere más recursos para el campo

En la Ciudad de México no es posible un desarrollo urbano sostenible si se deja de lado el progreso económico del campo y de sus productoras, afirmAap stado de Durango, que es la es muy importante en ele stado de Durango, que es la ó la secretaria de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades, Rosa Icela Rodríguez.

La funcionaria del gobierno de la CDMX entregó recursos del programa Fomento a las Actividades Agropecuarias, Agroindustriales y de Comercialización en su componente Cultivos Nativos, por cinco millones de pesos para 126 productores de amaranto, avena, maguey y nopal, e insistió en que “se requieren más recursos para el campo de la ciudad”.

“No es posible un desarrollo urbano sostenible si se deja de lado el desarrollo económico del campo y de las personas que se dedican a la producción agrícola y pecuaria. Por ello esta ciudad no quita el dedo del renglón: se requieren más recursos para el campo de la Ciudad de México”, resaltó.

De los recursos entregados, explicó, un millón 306 mil 500 pesos se destinarán a la adquisición de semillas y actividades vinculadas a la siembra, cosecha y transformación de amaranto, como: batidoras, licuadoras industriales, básculas digitales y hornos.

Asimismo,  se entregaron apoyos por un millón 182 mil 313 pesos con el fin de adquirir semillas y realizar actividades vinculadas a la siembra, cosecha y postcosecha de avena, en beneficio de 33 productores y sus familias.

Con poco más de 896 mil pesos, se beneficia a 21 productores de maguey con el propósito de que obtengan pencas de agave, así como para proyectos relacionados con su transformación.

Y se incluyeron 39 productores de nopal verdura, entre los cuales se repartirán un millón 555 mil pesos para comprar pencas de nopal, lombricomposta e infraestructura para instalar macrotúneles, con el propósito de fortalecer la capacidad productiva.

La funcionaria explicó que este cultivo favorece la generación de servicios ambientales y contribuye a contener y revertir la erosión del suelo, ya que funciona como barrera natural del agua y el viento, aumenta la filtración y concentra la humedad por más tiempo en el suelo, lo que impacta positivamente en otros cultivos.

Deja un comentario