Pide Chapingo patentar el nopal para protegerlo

La globalización obliga a patentar productos, y buscar el certificado y denominación de origen de las especies que son nativas o endémicas del país, como es el caso de nopal, tuna, pitaya y pitajayas, denunció la Universidad Autónoma Chapingo.

El subdirector de Servicios, Vinculación y Extensión de la Dirección de Cultura y Servicios de la universidad, Pedro Ponce Javana, detalló que la pitajaya “ya nos la está robando Colombia”.

Y en el caso del nopal, “está la Grana Cochinilla, la cual Perú nos robó esta producción, porque la grana cochinilla es una plaga del nopal que ayuda a producir tintes naturales para el pelo, además de China que busca la certificación de origen del nopal y ya produce un sinnúmero de productos derivados de este cultivo mexicano”.

Ante esta situación, afirmó, “queremos, deseamos, exigimos al Gobierno Mexicano que retome todas estas investigaciones y procese la denominación de origen y patente el nopal como cultivo originario de nuestro país”.

El también investigador, explicó que el nopal es una verdura y como tal ocupa el sexto lugar en importancia, además del chile, jitomate y otras especies.

En México existen más de 200 variedades con diferentes usos; de nopal verdura hay más de 20 variedades, una de las principales es la Milpa Alta, que se produce en dicha delegación de la Ciudad de México, en donde se cultivan alrededor de 7 mil hectáreas en los 12 barrios.

Asimismo, hay 10 variedades de nopal forrajero en todo el país, en las ciudades de Monterrey y Saltillo se usa para el ganado bovino pues no producirían leche si no fuera por su alimentación a base de nopal.

Para el investigador, el nopal solamente se consume en el centro del país y debiera consumirse como nopal verdura en el sur sureste y en el norte noreste pero por cuestiones culturales se consume menos que en el centro.

Igualmente, dio a conocer que se liberó la variedad Colegio de Posgraduados Escuela Nacional de Agricultura, COPENA F1, que es un nopal forrajero; además de la ya existente COPENA B1 que es verdura.

Adelanto que en la Universidad Autónoma Chapingo se tienen estudios de caracterización de algunas especies de nopal pero falta llegar a la denominación y certificación de origen.

Asimismo, se cuenta con un banco de germoplasma, además del vivero en el campo experimental y se cuenta ya con la colecta más grande del país para hacer una caracterización.

Detalló que en el departamento de Fitotécnia de la UACh se puede hacer el genoma del nopal, además de la caracterización y el estudio genético del nopal a través de marcadores.

“Obviamente implica costos y conformar un grupo multidisciplinario, que lo tenemos en nuestra universidad y con eso a nivel mundial estaremos dando a conocer que cualquier producto que sea patente tiene que reconocer que el origen es de México”, afirmopal para protegtentar el nopal para proteherlo en el suró.

Es por ello que solicitan a las autoridades retomar todas estas investigaciones básicas, ya que ahora pueden ser aplicadas y generar propuestas o políticas públicas respetando la metodología Chapingo que pone en el centro del trabajo a los productores.

Explicó que la propuesta incluye implementar un programa ambiental a base de plantar nopales en las azoteas de las casas de los habitantes de la Ciudad de México.

“Esto porque el nopal también es ecológico. En primer lugar porque abre sus estomas en la noche igual que todas las cactáceas y puede absorber bióxido de carbono. Por un kilo de materia verde de nopal, se puede absorber hasta 30 gramos de bióxido de carbono” aseguró el investigador.

Deja un comentario