Mosca de la fruta afecta la zarzamora michoacana

Una plaga de la mosca de la fruta tiene en crisis a la industria de la zarzamora congelada en la región de Los reyes, Michoacán.

Se trata de la Drosophila suzukii o mosca de alas manchadas, cuya larva microscópica se introduce al fruto y cuando comienza a enfriar emerge de la zarzamora, en busca de calor, por lo que al congelar la frutilla también queda congelada la larva, lo que impide que sea vendida.

Hay que recordar que para la agroindustria del llamado IQF (Individual Quick Freezing) o de congelamiento individual, se utiliza toda aquella fruta que las empresas exportadoras rechazan por no cumplir los estándares de calidad requeridos por el mercado internacional de zarzamora en fresco, principalmente el mercado norteamericano, ya sea por tamaño, consistencia o sobre-maduración.

Si bien es cierto que la larva no causa daño a la salud de los humanos que consuman este tipo de zarzamora plagada, el problema es su aspecto, que la muestra repugnante por lo que no es aceptada ni en el mercado para procesos, principalmente el destinado al IQF.

En este sentido, sólo queda el reducido mercado para la elaboración de puré, pero esta variante de procesamiento de la zarzamora además de ser muy reducido es mal pagado, para el mercado de Estados Unidos, se calcula en apena 2 mil toneladas por temporadas, siendo para el mercado nacional aún más ínfima de sólo 100 toneladas por temporada.

Por otro lado los precios son bajos, ya que fluctúan entre 2 a 4 pesos por kilogramo, siendo que antes del 2013, se pagaban entre 7 a 8 pesos por kilogramo. Pero ya en la temporada 2014, cuando la plaga se comenzó a mostrar de forma más evidente, el precio comenzó a declinar y en contraparte el volumen de zarzamora de proceso creció de forma constante, a la fecha se está pagando a tan solo 2 a 3 pesos por kilogramo.

Antes de la aparición de la Drosophila suzukii, se tenía un mercado para el IQF de región, mucho más grande que el actual, pero ahora el negocio está en crisis por qué clientes y consumidores ven la larva, aseguraron industriales del sector, quienes lamentaron que el problema más grave es que de no tomar medidas fitosanitarias, la plaga se comenzará a hacer evidente también en la fruta en fresco para exportación, ya que en un alto porcentaje la larva va adentro.

Deja un comentario