Tabacaleras mexicanas, ausentes del debate mundial en el sector

Durante esta semana, del 7 al 12 de noviembre, se celebró en la India la Conferencia para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), encuentro en el que no participó la industria tabacalera de México.

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento (IDIC) en México, José Luis De la Cruz, lamentó este hecho ya que, dijo, es necesario que las instituciones públicas y privadas defiendan y promuevan el diálogo incluyente entre diversos actores con distintos puntos de vista, así como la promoción de la equidad.

Explicó que se debe considerar la cadena productiva de todos los países para la toma de decisiones sobre el sector, por lo que sostuvo que la industria tabacalera de México carecerá de participación en el encuentro, “lo que dejará sin voz” a una cadena productiva de la que dependen más de cuatro mil familias que participan en el cultivo del tabaco en Chiapas, Nayarit y Veracruz, además de 100 mil personas que trabajan en el sector de manera indirecta.

El Convenio Marco para el Control del Tabaco es el primer tratado internacional negociado con los auspicios de la OMS. Entró en vigor el 27 de febrero de 2005 y desde entonces se ha convertido en uno de los tratados más rápida y ampliamente adoptados en la historia de las Naciones Unidas.

Además, dicho convenio incluye un protocolo que fue elaborado en respuesta al creciente comercio internacional ilícito de productos de tabaco, lo que supone una grave amenaza para la salud pública.

De acuerdo con la OMS, el comercio ilícito aumenta la accesibilidad y asequibilidad de los productos de tabaco, aunado a que genera pérdidas considerables en los ingresos públicos.

Deja un comentario