Sector azucarero, pilar en al economía nacional

La agroindustria de la caña de azúcar representa el 0.47 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) general y el nueve por ciento del PIB primario durante la zafra 2015-2016, lo que refleja la importancia de este sector en la economía nacional, rubro donde participan 195 mil productores.

De acuerdo con estadísticas de la Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar (CONADESUCA), en la zafra 2015/16 se obtuvo una producción total de 6.1 millones de toneladas de azúcar.

Esto representa un aumento de 2.2 en términos anuales, lo que se traduce en una disponibilidad mayor a 132 mil toneladas de azúcar que en la zafra anterior.

Asimismo, el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), reportó que anualmente, la producción de caña de azúcar (materia prima para la elaboración de azúcar) es de 54.1 millones de toneladas; los principales estados productores son Veracruz, Jalisco y San Luis Potosí, quienes aportan alrededor de la mitad del volumen nacional.

México es el sexto productor de caña de azúcar del mundo, con 15 estados de la República que abastecen a 50 ingenios azucareros, lo que convierte a esta agroindustria en un referente del campo mexicano.

Cada año se cosechan 55 millones de toneladas de caña, de las cuales se obtienen más de 6.3 millones de toneladas de azúcar y valiosos productos como mieles, alcohol y generación de energía eléctrica.

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), la aportación del sector cañero a la economía nacional también se refleja en la generación de 450 mil empleos directos, lo que se traduce en buenas finanzas familiares.

Durante la Trigésimo Sexta Asamblea General Ordinaria de la Unión Nacional de Cañeros de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR), el subsecretario de Agricultura de la Sagarpa, Jorge Narváez Narváez, se comprometió a trabajar en la creación de un Centro de Investigación en beneficio del sector cañero, a partir del cual se impulse el desarrollo científico y la transferencia de tecnología.

En este sentido, señaló que “se debe diversificar el uso de la caña, debemos implementar mayor tecnología y mecanización en el campo, ser más eficientes y bajar costos de producción para generar un mejor balance en nuestros ingresos”.

Deja un comentario