Productores mexicanos enfrentan incertidumbre sobre el futuro del TLCAN

Desde los productos agropecuarios a las fábricas o maquiladoras en la frontera, los exportadores mexicanos que prosperaron con la aplicación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, ahora enfrentan la incertidumbre y la posibilidad de que sus negocios se caigan si el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, cancela dicho tratado como prometió durante su campaña.

De acuerdo con Trump, el TLCAN avanzó a costa de los trabajadores estadounidenses, por lo que ha dicho en diversas ocasiones que lo renegociará o desechará, además de que impondrá nuevos aranceles.

Este tratado comercial entre México, Canadá y Estados Unidos, entró en vigor en 1994; desde entonces las exportaciones mexicanas a Estados Unidos se multiplicaron por seis llegando a 320 mil millones de dólares por año, y transformando una economía cerrada en un centro de inversiones para empresas transnacionales.

Para el presidente de la Canacintra en Tijuana, Marcelo Hinojosa, la cancelación del TLCAN representaría un grave golpe para los exportadores mexicanos.

“Nuestro principal socio a quien le exportamos es Estados Unidos. Si esto desaparece vamos a tener un montón de desempleo, vamos a tener déficit comercial realmente grande”, dijo.

En el sector de la agricultura mexicana, los resultados del TLCAN han sido buenos .. y malos. De acuerdo con un estudio del Centro para Investigaciones Económica y Políticas de 2014, México perdió 1.9 millones de empleos entre 1991 y 2007 ante la competencia de los agronegocios estadounidenses y canadienses.

Pero también hay grandes ganadores, como es el caso de los aguacateros, quienes desde el 2007 han podido vender su producto en el país vecino, generando un auge de las exportaciones que, algunos aseguran, frenó la emigración en la zona productora.

México exportó más de 771 mil toneladas de aguacates a Estados Unidos en 2015, seis veces más que una década antes, de acuerdo con el Consejo del Aguacate Hass, con lo que Estados Unidos ha superado a México como primer consumidor de aguacate.

Productores de aguacate de Michoacán, preocupados por el proteccionismo de Trump, contrataron cabilderos en Washington.

El portavoz de dicho grupo, Ramón Paz, detalló que tienen la expectativa de que ese sea más lenguaje de campaña y que a la hora de aplicar políticas no sea tan radical en su acción como ha sido su discurso.

Y se mostró confiado en que “no hay otro país que pueda surtir el mercado de Estados Unidos con el volumen de aguacate que el mercado consume”.

Pero si Trump cumple, la producción tendría que orientarse hacia otros mercados como Europa, Canadá, Japón y China, agregó.

También les preocupa la posición de Trump acerca del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, en inglés), un pacto entre 12 países que el presidente electo ha prometido no ratificar. El presidente Barack Obama ha dejado ya en manos de Donald Trump el destino de este acuerdo.

E TPP permitiría a los productores de aguacate llegar a mercados nuevos como Australia.

La postura de la Secretaría de Economía es que el Gobierno mexicano está dispuesto a dialogar con Trump sobre el tratado, pero aclara que esto no implica una renegociación de los acuerdos comerciales.

Deja un comentario