Chapingo y campesinos rechazan importaciones y cultivos transgénicos

La Universidad Autónoma Chapingo acordó con organizaciones campesinas de distintas corrientes políticas impulsar el mercado interno en el medio rural con producción nacional y cerrar la puerta a las importaciones y a las semillas transgénicas.

Incluso, el director de la UACH, Sergio Barrales Domínguez, retó al Estado Mexicano “para demostrarle que Chapingo y los campesinos tienen la capacidad de generar políticas públicas. Que nos dejen la comunidad más pobre de este país o el estado que necesite el desarrollo agrícola y si nos dejan el país, mucho mejor porque estamos capacitados para generar programas de extensionismo, de capacitación, de investigación, de organización para la producción”.

En un reconocimiento tácito de parte de las agrupaciones campesinas sobre la necesidad de aceptar la vinculación académica, técnica y productiva que ofrece esta Universidad para rescatar el agro nacional ante la crisis y abandono que este reporta, las autoridades académicas ofrecen más de 20 de proyectos productivos de vinculación que han demostrado eficacia y alto rendimiento en la producción de alimentos.

Así, en el marco del Encuentro Nacional de Dirigentes, Campesinos e Indígenas, celebrado la Universidad Autónoma Chapingo, autoridades académicas y campesinas analizaron la realidad del medio rural en 4 mesas temáticas donde acordaron el impulso de la agricultura familiar con base en la agroecología y el aumento de los volúmenes de producción para bajar las importaciones.

Los liderazgos campesinos representados por la CNPA-MN, CCC, CNPA, UNORCA, UGOCP, UNIMOSS, CIOAC “José Dolores López”, entre otras, aceptaron que en México existe una “alerta sanitaria” por obesidad y diabetes pero culparon al Estado de ello al distorsionar la cultura alimentaria mexicana con la introducción masiva, desde hace tres décadas, de comida “chatarra” proveniente de la Unión Americana, situación que agarró más fuerza con los acuerdos comerciales como el TLCAN.

En la reunión, los representantes de la Universidad hicieron un llamado a la integración con los campesinos para presentar propuestas y aportar al desarrollo económico y local con el apoyo de las organizaciones campesinas para otorgar esquemas como biodigestores, cosecha de agua de lluvia, producción de alimentos sin agroquímicos, rescate de semillas nativas de maíz, etc.

Y se resaltó la importancia de la relación entre la academia y las organizaciones campesinas para impulsar la producción nacional toda vez que el panorama para el próximo año, dijeron, se avizora preocupante.

Indicaron que la revisión del TLCAN y el rotundo no al TPP por parte del recién electo presidente de Estados Unidos, son una realidad, por lo que el movimiento campesino debe estar alerta ante esta posición que consideraron fascista con el impulso del mercado interno y de la producción nacional.

 

Deja un comentario