El Café de Chiapas, fuente de ingresos para el estado

De acuerdo con el Instituto del Café de Chiapas (Incafech), el estado ocupa el primer lugar en producción, con 35 por ciento de la superficie sembrada y el 40 por ciento de la producción nacional.

Además, junto con Perú, se perfila como líder mundial en la producción de café orgánico.

Entre los 88 municipios cafetaleros en Chiapas, se encuentran San Cristóbal de las Casas, Copainalá, Ángel Albino Corzo, Pichucalco, Palenque, Ocosingo, Yajalón, Motozintla, Tapachula, Ocozocoautla, Comitán y Bochil.

En el 2003, gracias a las condiciones climáticas que le confiere su cercanía geográfica con el ecuador, el café chipaneco, con su particular sabor achocolatado y almendrado, obtuvo su Denominación de Origen (DO) y en el 2007 su Norma Oficial Mexicana NOM-169-SCFI-2007, Café Chiapas-Especificaciones y métodos de prueba.

En el estado hay 253 mil 746 hectáreas de cafetales, donde se cultivan dos tipos de café, el arábica y el robusta. El primero representa el 60 por ciento del café de Chiapas de mil 500 metros de altura y se maneja un café achocolatado y almendrado único en el país. El otro 40 por ciento tiene su mercado de bajo precio”.

A pesar de que hoy en día ambas cosechas no explotan la Denominación de Origen, poseen diferentes medios de apoyo para posicionarse en el mercado.

Por una parte, están los grandes productores que ya tienen una marca reconocida y certificaciones de calidad a nivel mundial y, por otro, destacan los fabricantes que se apoyan en instituciones y empresas privadas y de gobierno para impulsar sus productos.

La iniciativa privada-pública Marca Chiapas, a través del sello distintivo “México Chiapas original”, brinda apoyo a los productos y servicios originarios de esta localidad para su comercialización, actualmente tiene registradas aproximadamente 45 marcas del aromático.

Adicionalmente, los cafeticultores os chiapanecos encontraron que era negocio cultivar café orgánico, porque les pagaban un sobreprecio de 40 dólares arriba de la cotización en bolsa por precio de quintal (57.5 kilogramos), por lo que comenzaron a certificarse sacando provecho de que por tradición y falta de recursos, no aplicaban fertilizantes.

Además, esta cosecha de café orgánico significa un beneficio para el cuidado del medio ambiente por lo que muchas de las marcas que lo manejan tienen certificaciones como la de Comercio Justo.

A pesar de que el café chiapaneco no tiene un organismo regulador y desde hace cuatro años está combatiendo la plaga de roya que ha afectado a la mayor parte de los cafetales, hoy en día es uno de los principales generadores de divisas en el estado después del petróleo y es el sustento de más de 180 mil familias chiapanecas.

Deja un comentario