Apoyan a la agricultura de conservación

La agricultura de conservación es un sistema de producción agrícola que combina la menor perturbación del suelo, deja el rastrojo, es decir, los restos de la cosecha anterior, sobre la superficie y realiza una rotación eficiente de cultivos.

Esta técnica tiene como objetivo reducir la erosión eólica e hídrica, evitando así la pérdida de suelo fértil, ya que los residuos de las cosechas anteriores, al permanecer en la superficie del suelo, gradualmente se descomponen y transforman en materia orgánica.

Además, su cobertura evita la compactación y la erosión del suelo al evitar el impacto directo del agua de lluvia o riego, además el efecto de cobertura disminuye las posibilidades del desarrollo de las malezas al bloquear el contacto con la luz solar.

La empresa Syngenta reiteró la importancia de la conservación de la tierra y reafirmó su compromiso de apegarse a los más altos estándares de seguridad en materia de suelo durante la producción, manejo y exposición de residuos de sus productos.

Sin embargó, reconoció que instaurar en nuestro país este sistema con pequeños agricultores es complicado, ya que éstos prefieren apegarse a viejas tradiciones.

Es por ello que la empresa, en colaboración con la Universidad Autónoma Chapingo y la Asociación Nacional de Agricultura de Conservación A.C. (ANAC), apoyan al ingeniero y agricultor Pedro Mendoza, quien por medio de la agricultura de conservación, logró incrementar la producción de maíz en una hectárea de 1 a 13 toneladas en un periodo de ocho meses.

Este sistema es todo lo contrario al sistema tradicional, ya que consiste en no remover el suelo o hacerlo con muy bajo impacto, dejar los restos de la cosecha anterior y rotar el cultivo para evitar que plagas o enfermedades se hagan resistentes.

Desde hace 4 años, Mendoza se ha encargado de difundir esta práctica entre los agricultores de Puebla. Su objetivo es extenderla a otras entidades de la República Mexicana, por lo que ha sumado a instituciones públicas y privadas para lograrlo.

“En estas alianzas encontramos muchos objetivos en común. Syngenta tiene un Plan para la Alimentación Sostenible, que al igual que nosotros, busca un manejo más sustentable de la agricultura para conservar la tierra, promover buenas prácticas agrícolas y cuidar al productor, además de generarle un ingreso extra,” aseguró.

Syngenta en México, estableció desde el 2015, ocho Parcelas Demostrativas como parte del Good Growth Plan, que permiten fortalecer el sector agrícola al promover condiciones apropiadas para incrementar sus niveles de productividad y calidad, y la preservación de la biodiversidad.

En todas las localidades se hizo una inversión igual a la realizada con el sistema tradicional, sin embargo, en el primer año, el costo disminuyó hasta un 35% con el sistema de Agricultura de Conservación.

Syngenta, en conjunto con la Red Nacional de Especialistas de ANAC, han incorporado innovaciones que han logrado una mayor eficiencia en la administración de los recursos destinados para la producción en los predios de los agricultores. Al adoptar estas prácticas, los agricultores obtienen rendimientos estables bajo un esquema de manejo eficaz de los recursos económicos y naturales.

Deja un comentario