Con comercio justo llega café poblano a Francia

Pequeños cafeticultores de Puebla exportaron este año las primeras 50 toneladas de café pergamino a Francia.

Para la empresa Malongo, que comercializó el café de 300 productores de las Sierras Norte y Negra en el país galo, la roya más que un problema representó una oportunidad para incursionar en el mercado de café poblano a través de un esquema de comercio justo para lograr una diferenciación hacia la calidad.

El interés de Malongo por el café de Puebla fue porque su producción es la cuarta más importante en el país, además conserva variedades arábicas que son muy cotizadas en los mercados y su sabor es dulce, contrario al que produce Veracruz que es más cítrico o el de Oaxaca, parecido a la madera.

El representante de la compañía en México, Nicolás Terrien, explicó que el año pasado  la producción del aromático fue reducida y los intermediarios buscaron acaparar el mercado a precios injustos, pero los cafeticultores poblanos reservaron su cosecha para vender a la empresa francesa a través de un esquema de agricultura por contrato.

“Por qué le decimos diferenciación, porque estamos trabajando con productores conscientes, volviéndoles pensantes, para que ellos tengan el negocio, que ellos sepan generar esquemas organizacionales y empresariales para vender”, dijo.

El sabor del café de Puebla es diferente porque está determinado por condiciones geográficas específicas, además, destacó, su elaboración es artesanal y de una sola variedad; características muy apreciadas pues su valor puede ser superior hasta en 20 por ciento al del promedio.

Malongo es una empresa francesa líder en comercio justo y de productos orgánicos en Europa. En México trabaja desde hace ocho años y actualmente en los estados de Veracruz, Chiapas, Oaxaca y Puebla y en Europa en 27 países, incursiona en China, además de que tiene presencia en el Golfo Arábigo, entre otras regiones.

Los productores reciben 140 dólares por quintal, además de 20 dólares más como premio al desarrollo, un premio de calidad en donde se puede negociar el precio, vínculos con financieras con tasas a bajo costo, entre otros beneficios del comercio justo.  El proyecto basa su éxito en la Estrategia de Atención al Campo poblano de la actual administración estatal.

Malongo colaboró con 10 Agencias de Desarrollo Rural (ADRs), a cargo de la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (SDRSOT), para la capacitación de 60 técnicos y 30 promotores y productores.

Este año fue lanzada una lata con café poblano de edición limitada, pero pronto estará disponible en algunos hoteles de Puebla y en la Tienda de Productos Agroindustriales del Centro Histórico.

 

Deja un comentario