Denominación de origen, garantía para el consumidor

México cuenta con 15 denominaciones de origen que reconocen los productos mexicanos de calidad en los mercados internacionales.

Una denominación de origen consiste en un nombre geográfico o una designación tradicional que se utiliza en productos agrícolas o alimenticios con calidades o características específicas que se deben esencialmente al entorno geográfico de su producción.

El registro lo otorga la Organización Mundial de la Propiedad Industrial (OMPI) a petición de los institutos u organismos de la propiedad industrial de cada país conforme al Arreglo de Lisboa.

Cuando se obtiene, tanto la OMPI como los países contratantes se comprometen a proteger dicho producto y su región a través de disposiciones legislativas, administrativas o decisiones judiciales.

Las denominaciones de origen son un instrumento colectivo del que pueden servirse los productores para promover mercancías específicas de su región y preservar la calidad de los mismos, así como la reputación que hayan ido adquiriendo a lo largo del tiempo.

Así, los consumidores pueden distinguir un producto de imitaciones o falsificaciones creadas en regiones distintas a las originales, con una calidad inferior.

Así, es imposible beber champagne que no haya sido producido en el pueblo francés del mismo nombre, o un pisco que no provenga de la región de Lima, en Perú.

Las 15 denominaciones de origen que ostenta México son:

Tequila, registrado ante el OMPI en 1978 y es la primera denominación de origen que obtuvo México; ámbar de Chiapas, su principal zona de extracción está a medio camino entre San Cristóbal de Las Casas y los límites con el estado de Tabasco; arroz de Morelos, este cereal tiene cualidades especiales por las condiciones climáticas de dicho estado.

Bacanora, se trata de una bebida elaborada durante siglos en el estado de Sonora fruto del peculiar maguey Agave angustifolia how de color verde intenso y de hasta dos metros de circunferencia, típico de esta zona desértica del país; café de Chiapas, uno de cada cinco costales de café chiapaneco es orgánico, lo que le da una gran ventaja competitiva en los mercados internacionales; Café de Veracruz, con características de una alta acidez, intenso aroma, sabor a especias y apreciable cuerpo.

La charanda, una variedad de aguardiente, típica del estado de Michoacán, y producida a partir de la destilación y fermentación de la caña de azúcar; chile habanero de la península de Yucatán, la región le otorga a este producto las condiciones necesarias de calor y humedad para crecer de árboles de un metro de altura con distintivas flores blancas.

Mango Ataulfo del Soconusco, Chiapas, se trata de un fruto con un peso promedio de 350 gramos, caracterizado por una composición de 69% de pulpa, 19% cáscara y 8.5% de hueso o semilla; mezcal, se puede llamar con este nombre al licor de agave que se produce en Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Tamaulipas, Zacatecas, Durango, Guerrero, Guanajuato y Michoacán.

Olinalá, en este pequeño pueblo enclavado en la sierra de Guerrero y marcado por la montaña y el bosque, se desarrolló la técnica de laqueado artesanal que lleva el mismo nombre, y que consiste en la impermeabilización y decoración artística de objetos de madera o corteza vegetal del árbol de lináloe.

El sotol, bebida alcohólica originaria de los municipios de los estados de Chihuahua, Coahuila y Durango, es un destilado de la piña del sereque; la talavera, un tipo de loza con esmalte metálico proveniente de los estados de Puebla y Tlaxcala.

La vainilla de Papantla, Veracruz, que se produce en un territorio comprendido por 39 municipios de los estados de Veracruz y Puebla, y ampara al fruto maduro de la orquídea Vanilla planifolia Andrews y varias subespecies, y protege los extractos y derivados de la misma.

Y la más reciente denominación de origen obtenida por México el pasado 29 de agosto, es la del cacao Grijalva de Tabasco, destacado  que la situación geográfica y el clima de este estado presenta condiciones únicas para el crecimiento del cacao y ha sido una zona productora desde tiempos prehispánicos.

Deja un comentario