Alertan sobre mayores importaciones de maíz amarillo

México importará al menos un 20 por ciento más de maíz amarillo en la próxima cosecha, debido a que el aumento en los costos del combustible y la debilidad del peso están golpeando los cultivos y al mismo tiempo elevando el precio de la tortilla,

De acuerdo con el presidente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México (CNPAMM), Juan Pablo Rojas, las importaciones de maíz amarillo, que en su mayoría provienen de Estados Unidos, aumentarán a entre 16.8 y 19.2 millones de toneladas en la cosecha 2017-2018 que comienza en abril.

El monto proyectado para esta temporada es de entre 14 y 16 millones de toneladas.

Un aumento porcentual de dos dígitos en los precios de la gasolina y el diésel que entró en vigor el 1 de enero, así como insumos más caros -como herbicidas- debido a la debilidad del peso harían subir los costos de producción del maíz nacional en hasta un 40 por ciento.

El directivo no se mostró muy optimista respecto de una reunión de la semana pasada entre el presidente Enrique Peña Nieto, empresarios y líderes sindicales en la que se acordó un límite al alza de la tortilla, alimento básico en la dieta de los mexicanos.

“Lo vemos difícil porque no hay capacidad técnica u operativa por parte de las instituciones para estar detrás de cada una de las tienditas (y vigilar que no suban los precios)”, dijo Rojas.

El directivo agregó que el precio de las tortillas, que en su mayoría son hechas con maíz blanco, subirá en promedio un 7 por ciento para alcanzar los 14 pesos (0.65 dólares) por kilo este año, pero que los estados más pobres del sur podrían ver alzas de más 40 por ciento a 20 pesos el kilo.

Por otro lado, Rojas dijo que los productores de maíz mexicanos verían con buenos ojos el fin del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Canadá, Estados Unidos y México, que el presidente estadounidense Donald Trump ha amenazado con renegociar o desechar.

Los productores culpan al TLCAN de que el mercado local se haya inundado con maíz amarillo más barato y subsidiado.

“Con todo gusto aceptamos que se anule el tratado de libre comercio (…) Creemos que es mejor que se abra, que se renegocie, para que nosotros tengamos las condiciones ya de adaptar ya ese tratado de libre comercio a nuestras exigencias, a nuestras necesidades”, señaló.

Deja un comentario