Por ley, habrá Unidades Agrícolas Industriales de la Mujer

El Senado de la República aprobó modificar la Ley Agraria para que se establezcan unidades agrícolas industriales de la mujer.

Con 70 votos a favor y cero en contra, se aprobó modificar el artículo 71 y adicionar un octavo párrafo al artículo 108 de la citada ley que señala que la Asamblea General de Comuneros y Ejidatarios, podrá reservar una superficie en la extensión que determine, localizada de preferencia en las mejores tierras colindantes con la zona de urbanización, que será destinada al establecimiento de la unidad agrícola industrial de la mujer, la cual deberá ser aprovechada por las mujeres mayores de 16 años del núcleo de población.

El objeto de esta unidad será la realización y coordinación de actividades productivas, de asistencia mutua, aprovechamiento de recursos, comercialización o cualquier actividad que promueva el desarrollo económico y social de la mujer dentro del núcleo agrario.

Las mujeres pertenecientes a un núcleo agrario podrán organizarse como una unidad agrícola industrial de la mujer; y éstas, a su vez, en uniones; y la denominación social irá seguida de las palabras “Unidad Agrícola Industrial de la Mujer” o su abreviatura UAIM.

Los legisladores señalaron que estos cambios no solamente deberán ser enfocados a la producción primaria, sino que se pueden desarrollar otro tipo de actividades como el procesamiento, comercialización y actividades industriales.

E hicieron énfasis en que las mujeres que viven en un ejido, mayores de 16 años, simplemente por ser mujeres puedan participar en estas unidades de producción rural, a fin de que participen en las unidades productivas.

Asimismo, resaltaron que la participación de la mujer campesina en las unidades agrícolas industriales es de suma importancia, toda vez que, de acuerdo con un informe de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), del 2016, se resalta el papel de las mujeres trabajadoras del sector agrícola como un elemento necesario para impulsar el desarrollo de la economía del país, e inclusive para erradicar la pobreza y el hambre.

Al desempeñarse como agricultoras, ganaderas, comerciantes y empresarias, las mujeres empoderan su participación en el sector y combaten los estereotipos de género que les imposibilitan el acceso equitativo a recursos y servicios productivos que demandan o precisan para tener un mayor rendimiento.

Estos cambios, afirmaron, dan certeza jurídica a la mujer y a las parcelas que ya están asignadas a ellas y, al mismo tiempo, en dónde no se tiene, se tendrá que gestionar y luchar para que se cumpla con lo estipulado en esta ley.

2 comentarios

  • Ma Piedad Navarro Santos

    Excelente información. Felicidades!

  • francisco juarez nuñez

    en el ejido san jose la grande municipio de valle de Santiago, Guanajuato, quieren quitarles los terrenos a las mujeres que integran la uaim, estos terrenos se están trabajando y la mujeres están recibiendo beneficios.
    como se pueden defender de esta situacion

Deja un comentario