Mueren palmas datileras en Torreón

El amarillamiento letal afecta a más del 25 por ciento de la población de las palmas datileras existentes en Torreón, Coahuila, donde de las casi cinco mil plantas un total de mil 230 han sucumbido por la plaga.

Las autoridades municipales han iniciado trámites para que se autorice la realización de una nueva investigación científica que permita la plena identificación de la plaga, y a partir de ahí poder experimentar nuevas alternativas para su combate.

Reconocieron que las técnicas y métodos alternativos que hasta ahora se han aplicado, para tratar de frenar el avance del amarillamiento letal, han resultado infructuosos, pues las palmas se siguen secando.

Es por eso que pretenden avanzar en la búsqueda de un remedio a partir de identificar de una manera más específica cuál es el tipo de fitoplasma causante de la plaga, para lo que esperan concretar el respaldo tanto del Fondo de Investigación Científica y Tecnológica (FONCYT) como del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (NIFAP).

Asimismo, se ha solicitado la intervención del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) para que se realice un nuevo muestreo en al ciudad que defina si las palmas tipo washingtonias son realmente resistentes a la plaga y determinar si son o no reservorios del fitoplasma que la causa.

Hasta ahora la gran mayoría de las palmas que se han secado a causa del amarillamiento letal son de la variedad datilera, y hay entre ellas también algunas de las identificadas como de coco plumoso.

En total se han retirado 417 palmas muertas en la colonia Torreón Jardín y otras 113 las removió personal del Departamento Municipal de Parques y Jardines de distintos espacios públicos de la ciudad.

Quedan actualmente por remover 700 más, distribuidas en Torreón Jardín, en la Alameda Zaragoza y en distintas vialidades, entre éstas las avenidas Juárez y Allende, así como el bulevar Revolución.

Deja un comentario