Vigilan en Chihuahua sanidad de la carne de caballo

Del 2010 al 2016, en Chihuahua se sacrificaron 247 mil 642 cabezas de ganado equino y aunque la cría de caballos no tiene como objetivo su consumo humano, en México no está prohibido ofrecer su carne a la venta.

Esto siempre y cuando la carne reúna las condiciones de sanidad y calidad necesarias y se etiquete para que el consumidor conozca lo que compra.

La coordinadora de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coespris), María Eugenia Galván Antillón, explicó que la Comisión tiene que actuar conforme a lo que establece la ley en el control de la venta de ese producto, como también se hace con la carne de res, ya que a veces a la res se le inyecta clenbuterol, que hace que el ganado pese más, pero es tóxico para la salud, por lo que también se vigila que ésta no contenga esas sustancias.

Precisó que la venta de carne de caballo se regula a través del Reglamento de Productos y Servicios en el artículo 25 que obliga a los proveedores a etiquetar o distinguir la especie si es carne de res o caballo.

También la NOM 051 de Secofi establece la regulación en materia de consumo de carne de equino, por lo que es muy importante la forma en que se sacrifica a los animales en los rastros, los cuales están sujetos a norma específica para la matanza y el faenado del ganado.

Para evitar algún riesgo sanitario y conservar la salud de los chihuahuenses, explicó, se revisan constantemente los lugares donde se sacrifican reses, caballos y otro tipo de ganado (rastros).

La funcionaria dijo que no hay un padrón de negocios que se dediquen a la venta de carne de caballo, pero cualquiera que la ofrezca sí tiene la obligación de etiquetarla y especificar ante el consumidor del producto que se trata.

Informó que este tipo de carne es más barata y tiene propiedades nutritivas, aunque es más oscura y contiene más nervio que la de res.

Deja un comentario