Renegociación sin imposiciones: CNA

De darse la cancelación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), los productos mexicanas más afectados serían la cerveza, azúcar, tomate, aguacate, tequila, ganado bovino, chiles y pimientos.

Por ello, el sector agroalimentario nacional trabaja para que se dé una renegociación digna, en la que no se permitirá una imposición de algún arancel a los productos mexicanos, sino un trato justo y equitativo, subrayó el Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

En entrevista con el periódico El Universal, el presidente del CNA, Bosco de la Vega, detalló que Estados Unidos es el destino de 78.5 por ciento de las exportaciones de productos agroalimentarios mexicanos, por lo que se evitará que el sector agropecuario sea usado como “moneda de cambio” al imponer gravámenes en los productos del campo para beneficiar a otras ramas de la economía.

Explic

﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽ino de 78.5 por ciento  ó que las exportaciones de México hacia la Unión Americana ascienden a 28 mil 600 millones de dólares, recursos que están en juego, por lo que insistió en que se diseñan estrategias para enfrentar “el peor de los escenarios”, que sería la ruptura del TLCAN.

¿Cuáles son los puntos del sector agroalimentario que se discutirán en la renegociación del TLCAN?

—El primer punto es una negociación digna, no vamos a aceptar un gravamen en ninguno de los sentidos, estamos a favor del libre comercio y, lo que el sector agroalimentario pide es que las normas de sanidad sean prioridad y se respeten. Lo que vamos a buscar de parte del sector agroalimentario es que no seamos moneda de cambio para beneficiar a otros sectores y queremos un trato justo, equitativo. En el mejor escenario para nosotros es que se respete el TLCAN, y si se va a abrir, que se mejore.

¿En el peor de los escenarios que podría pasar para el sector agroalimentario?

—Sería que México y Estados Unidos tengan que hacer un tratado bilateral fuera del TLCAN y de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Ese sería el peor, con nuevas reglas entre los dos países, esa sería una parte muy difícil porque habría mucha incertidumbre.

La buena noticia es que nos necesitamos. Nosotros les mandamos perecederos y ellos nos mandan grano, nosotros nos podemos ir a Sudamérica. Ellos [Estados Unidos] los perecederos, como aguacates, tomates, berries, no los consiguen tan fácil, si lo consiguen de Chile, o Centroamérica, sería con otras condiciones.

¿Cuáles serían los productos más perjudicados si se rompe el TLCAN?

—Cerveza, tomate, aguacate, tequila, ganado bovino, productos de panificación, chiles y pimientos, azúcar, confitería, chocolate, melón, sandía, papaya, nueces. Esos son los más afectados, si le ponen aranceles a esto afectan al consumidor, y muchas de estas empresas pierden sociedades aquí en México.

Creo que podemos salir bien librados, pero puede haber la tentación de que nos quieran intercambiar por otros sectores y ahí si nos podemos perjudicar. Las exportaciones agroalimentarias a Estados Unidos representan 28 mil 600 millones de dólares.

Por orden de importancia de exportaciones la cerveza representa 2 mil 500 millones de dólares, el tomate mil 800 millones de dólares, el aguacate mil 600 millones de dólares, el tequila mil 200 millones de dólares, ganado bovino 930 millones de dólares, los productos de la panificación 900 millones de dólares, chiles y pimientos 864 millones de dólares, azúcar 807 millones de dólares y confitería 605 millones de dólares.

Somos más importantes en valor de exportación que el valor de las remesas y el turismo, así como el petróleo.

¿Qué piensan los productores de una posible ruptura del TLCAN?

—Hay preocupación e incertidumbre, sobre todo esa preocupación tiene que ver con los efectos del tipo de cambio, porque los insumos son en dólares, maquinaria, equipo, fertilizantes agroquímicos, todo viene en dólares, hay preocupación, hay muchos daños a la economía agrícola, concluyó.

 

Deja un comentario