Piden destrabar permiso para sembrar maíz transgénico

Si los productores nacionales utilizaran semilla genéticamente modificada, México podría aumentar su producción de maíz amarillo hasta en 5 millones de toneladas en el corto plazo.

La Alianza Protransgénicos explicó que de esta forma nuestro país podría  aumentar la producción de manera gradual, lo que permitiría reducir las importaciones, que actualmente superan los 13 millones de toneladas anuales.

El productor y miembro de la esta alianza, Pedro Órtiz, afirmó que la búsqueda de nuevos mercados para cubrir la demanda nacional de granos incluye a países como Argentina y Brasil, “países en los que se siembra maíz transgénico y resulta incongruente que se traiga maíz de otros países y en nuestro país no se permita sembrar maíz transgénico”.

En entrevista con el periódico El Economista, el productor del norte del país detalló que al menos 5 mil productores están listos para sembrar maíz transgénico.

“Es posible utilizar semilla con mayor rendimiento. Está comprobado que si nos dejan producir pasaríamos de 3.4 a 4 toneladas de maíz amarillo por hectárea; es un brinco rápido porque se cuenta con una semilla más resistente a las plagas, e incluso a la sequía”.

Por otra parte, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), detalló que el plan de diversificación de mercados abarca más de 160 países; y en el caso de granos, informó que el maíz provendría fundamentalmente de Argentina y Brasil, de donde se podrían importar hasta 2 mil 327 millones de dólares.

En ese sentido, la Alianza Protransgénicos demandó a la autoridad “destrabar” las autorizaciones para la siembra de maíces transgénicos, misma que ya lleva más de dos años.

Cabe señalar que el maíz amarillo está entre los productos que más importa México de Estados Unidos; y cuyo valor en el 2016 alcanzó 2 mil 320 millones de dólares, 10% más al valor que se registró en el 2015.

“Desde hace 20 años estamos pidiendo permisos y que se avance en el uso de tecnología, sobre todo en el norte del país, y nos los niegan. De esa manera nosotros nos comprometemos más, no sólo como estrategia, sino para reducir los 13 millones de toneladas que se importan y que ahora vendrán de Brasil y Argentina con mayor costo”, aseguró Órtiz.

Deja un comentario