Campesinos y pescadores ganan amparo contra Pemex en Tabasco

A casi 4 años de demandar justicia ambiental y la reparación del daño que ha ocasionado Pemex en los municipios de Cárdenas y Huimanguillo en Tabasco, la justicia federal otorgó un amparo por las omisiones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) a efecto de que ésta investigue, sancione y ordene la reparación del daño ambiental.

En la sentencia, emitida el pasado 10 de marzo en el expediente 1726/2013 ventilado ante el Juzgado Cuarto de Distrito en Tabasco, el juez estimó que Petróleos Mexicanos no es autoridad para efectos del amparo.

En el juicio interpuesto en el año 2013 por campesinos y pescadores, con asesoría de la Asociación Ecológica Santo Tomás, A.C., el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (CEMDA), Fronteras Comunes, A.C., y Litiga, Organización de Litigio Estratégico, A.C. (Litiga OLE), se reclamó la omisión por parte de las autoridades de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de las quejosas, a la salud, la vida digna y el medio ambiente, particularmente por parte de Pemex y sus organismos subsidiarios, así como de Conagua, Semarnat y Profepa.

A pesar que el juzgado federal reconoció que Pemex no ha realizado su labor de forma sustentable y en apego a la ley y que existe una problemática ambiental por contaminación en la zona, la cual afecta los derechos y la salud ambiental de los quejosos, no estimó que la paraestatal ni sus organismos subsidiarios fueran autoridad para efectos del amparo. Por ello, las comunidades interpusieron el pasado 30 de marzo un recurso de revisión en contra del fallo.

Por otro lado, se reconoció el interés legítimo de los demandantes, por ser titulares del derecho a un medio ambiente sano y por haber demostrado que son habitantes de los municipios en donde existe contaminación ambiental, lo que implica también afectaciones a su salud, desarrollo personal y económico, pues tienen contacto directo y constante con elementos contaminantes.

El Juzgado concluyó, con base en inspecciones judiciales realizadas en distintos puntos de los municipios de Huimanguillo y Cárdenas, que dada la presencia de residuos, sustancias aceitosas y viscosas en agua y plantas, olor a combustible o gasolina, así como presencia de gas, aceites e hidrocarburos, además de todos los elementos probatorios presentados durante el juicio, son elementos suficientes para concluir que existe contaminación en la región.

Esta sentencia constituye un paso importante en la defensa que los campesinos y pescadores de la región han montado para la salvaguarda de sus derechos y territorios, así como para el reconocimiento del derecho humano a gozar de un medio ambiente sano.

 

Deja un comentario