Diputados tipifican delito de abigeato y aumentan penas

La Cámara de Diputados aprobó reformas al Código Penal Federal, para tipificar el delito de abigeato o robo de ganado, castigarlo hasta con diez años de prisión y proteger al sector ganadero del país.

Con 368 votos, se aprobaron reformas al artículo 381 Bis y adicionar los artículos 381 Ter y 381 Quáter del mencionado Código, se establece que se aplicarán de dos a diez años de prisión cuando el abigeato sea cometido por sí o interpósita persona y se apodere de una o más cabezas de ganado, sin consentimiento de quien legalmente pueda disponer de ellas.

El dictamen enviado al Senado para sus efectos constitucionales, señala que el delito de abigeato se considera calificado y aumenta la pena hasta una mitad, cuando sea cometido por quien tenga una relación laboral o de parentesco por consanguinidad o afinidad hasta el cuarto grado con el propietario del ganado.

También se equiparará y sancionará, con la misma pena, el sacrificio de ganado sin consentimiento de quien legalmente pueda otorgarlo. La misma penalidad se implementará cuando el abigeato se ejecute mediante violencia física o moral, o bien, cuando lo cometa un servidor público. Además, si lo ejecuta una asociación delictuosa, banda o pandilla, se sancionará conforme a los artículos 164 o 164 Bis de este Código.

Considera ganado a las especies bovina, caballar, asnal, mular, ovina, caprina, porcina o de una o más colonias de abejas en un apiario, así como aquel domesticado, bravo, de pezuña, ganado mayor o menor, independientemente de la actividad típica del animal.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, el abigeato o robo de ganado, ha aumentado en un 24 por ciento del 2012 al 2015 con las consecuentes pérdidas millonarias.

Se establecen delitos y sanciones a conductas que agreden el principio del patrimonio del particular, con el objetivo de salvaguardar la riqueza ganadera del país, así como la economía y seguridad de ese sector.

La intención es crear un tipo específico para sancionar conductas de apoderamiento, disposición y sacrificio indebido de ganado que atentan contra ese patrimonio de las personas que tienen esa actividad y fuente de riqueza.

La industria ganadera representa la mitad del valor bruto de la producción agropecuaria y más de 6 millones de personas están empleadas directamente por este sector.

En la actualidad el abigeato es un delito de fuero común y la penalización varía de acuerdo a los códigos penales locales. Esta reforma abre la oportunidad para que los ganaderos del país tengan la opción de presentar la denuncia ante el Ministerio Público Federal o en su entidad federativa de acuerdo a la conveniencia del afectado.

Deja un comentario