Cae a una cuarta parte el número de productores de arroz, en dos décadas

El Consejo Nacional de Productores de Arroz de México indicó que después de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte la producción del grano se desplomó. Foto Cuartoscuro

Luego de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) la producción de arroz ha ido a la baja. Mientras en 1996 existían 14 mil 500 productores, para 2006 quedaban 7 mil 400 y ahora sólo hay 3 mil 400.

Según datos del Consejo Nacional de Productores de Arroz de México (Conapamex), las hectáreas sembradas han disminuido de 85 mil en los años 90, a 70 mil en 2006 y a 45 mil actualmente. Ante esto, el consejo impulsa diversas estrategias para incentivar la producción nacional, con el otorgamiento de más apoyos a los campesinos, entre ellas, innovación tecnológica para ser más competitivo al sector y aumentar la productividad, acceso a créditos, trabajo para el arraigo de los jóvenes al campo, generar investigación con el fin de obtener variedades de grano largo, inversión en infraestructura hidroagrícola y que se pague un precio justo al productor, entre otros aspectos.

En un documento detalló que en 1986 en México había 74 molinos de arroz, se sembraban 216 mil hectáreas, el consumo era de 945 mil 960 toneladas, la producción nacional ascendía a 808 mil toneladas y la importación era de 137 mil 960 toneladas.

Para 2016 solo había 18 molinos de arroz en el país, la superficie sembrada fue de 45 mil hectáreas, el consumo fue de un millón 200 mil toneladas, la producción de nacional de 257 mil toneladas y la importación subió a 943 mil toneladas.

El Conapamex advirtió que de no hacer nada para revertir la situación lo único que queda esperar es una lenta y penosa muerte del sector arrocero mexicano.

En México el arroz ocupa el cuarto lugar en importancia a escala nacional dentro de los cereales, por su aportación alimentaria sólo atrás de trigo, frijol y maíz y su mercado del arroz es de un millón 200 mil toneladas de tipo palay (con cáscara), de los cuales 18 por ciento es nacional y el resto importado.

El consumo nacional es de 90 por ciento de grano largo, nueve por ciento de grueso milagro filipino y uno por ciento de Morelos. La agroindustria arrocera nacional genera empleos para 3 mil 400 productores agrícolas, más de mil 650 puestos de trabajo en las 18 industrias que hay en el país y más de 6 mil 500 fuentes directas en el proceso comercial y de distribución, así como un sinnúmero de indirectos”.

Aludió que el arroz es el alimento básico en 33 países y que por su bajísimo contenido en grasas es un alimento excelente para tener una buena salud cardiovascular.

Subrayó que es una rica fuente de hidratos de carbono y, por lo tanto, actúa como una fuente de combustible para el cuerpo. (CAROLINA GÓMEZ MENA. LA JORNADA)

Deja un comentario