Buscan productores mexicanos colocar en Medio Oriente cortes de carne de primera

La industria de la carne de res de México está enfocando sus esfuerzos en vender sus cortes de primera a consumidores musulmanes de Medio Oriente, en un intento por reducir su dependencia de los compradores de Estados Unidos.

La potencial guerra comercial entre Estados Unidos y México con la presidencia de Donald Trump ha apurado a productores mexicanos a explorar mercados extranjeros alternativos al estadunidense, que compra 94 por ciento de sus exportaciones por unos mil 600 millones de dólares en 2016.

Trump ha prometido revisar los términos del intercambio comercial con México y Canadá en beneficio de Estados Unidos. Los productores mexicanos de carne de res temen que puedan ser arrastrados a una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre los tres países.

Esto hace que las empresas miren a Medio Oriente, donde la mayoría de la carne es importada desde países no musulmanes usando animales sacrificados por el método halal prescrito por la ley islámica.

México, el sexto productor mundial de carne vacuna, planea cuadruplicar las exportaciones de carne de vaca halal a 20 mil toneladas a finales de 2018 desde las 5 mil toneladas de este año, según datos de la Asociación Mexicana de Engordadores de Ganado Bovino (AMEG).

El país contaría con 15 plantas certificadas para producir carne halal a finales de 2018, desde las seis actuales, según datos de AMEG.

Jesús Vizcarra, director ejecutivo y propietario de SuKarne, el mayor exportador de carne de México, dijo que su compañía ve gran potencial para las ventas a países de mayoría musulmana.

Tenemos que buscar más mercados, dijo en una entrevista, señalando objetivos de corto plazo en Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Qatar y Líbano.

En este caso, hay una coyuntura en algunos países de Medio Oriente, destacó Vizcarra, quien es conocido en México como el zar de la carne y se ha jactado de haber nacido en un matadero.

En la extensa planta Monarca de SuKarne, en Michoacán, más de 150 mil vacas se alimentan tranquilamente en lotes delimitados en terrenos polvorientos. (REUTERS)

Deja un comentario