Peligrarían 30 mil cabezas de ganado

Alrededor de 30 mil cabezas de ganado de la zona del semidesierto podrían peligrar ante la falta de pastizales, pero se tiene confianza en que la temporada de lluvias rescatará al sector, dijo el diputado local José González Ruiz.

Señaló que el gobierno del estado y las autoridades municipales de esa región están listos para llevar agua, así como los programas emergentes que se requieren, para evitar que se pierdan las cabezas de ganado de los productores.

“Si las precipitaciones no llegan a todos les va a afectar, algunos tendrán que invertir, usar algún recurso para subsanar esa situación y llevar agua a su ganado, los cultivos de temporal están sujetos a las precipitaciones”.

El presidente de la Comisión de Desarrollo Rural Sustentable de la Legislatura Local reconoció que entre más tiempo pase con las altas temperaturas, habrá una mayor preocupación por parte de los productores, no solo para su ganado, sino para poder sembrar la tierra.

Dijo, el año pasado “hubo unas muertes (de animales) en algunas lugares por la sequía, pero no por la falta de agua, sino porque la falta de agua impide que haya forrajes y los animales no pueden desarrollarse al cien por ciento”.

Según datos del diputado, el semidesierto, desde Ezequiel Montes hasta Peñamiller, representa la mayor situación de riesgo porque no cuenta con muchos pastizales, forraje o cualquier otro alimento que se pueda brindar al ganado.

“El ganado que es principalmente pastoreo, está en zonas semiáridas donde hay poco pasto y malezas para el ganado. Estamos hablando de unas 30 mil cabezas de ganado, entre el ganado de los productores y el ganado de traspatio que tienen las diversas familias”.

Reconoció que de manera reciente el gobierno del estado brindó apoyo a la Unión Ganadera Regional con una pipa y un camión para transportar forraje, por inversión aproximada de tres millones de pesos.

“Se han dado apoyos a diferentes organizaciones de productores, hace días fue a los ejidos de Potrero Nuevo, del Sitio, de San Juan del Río, por una situación atípica de que se les quemó parte del pastizal donde pastaban su ganado y el gobierno dio una aportación de 50 mil pesos para forraje porque había que atender esa situación de inmediato”. (PATRICIA LÓPEZ NÚÑEZ. DIARIO DE QUERÉTARO)

Deja un comentario