Ganaderos poblanos pretenden construir rastros federales

Ganaderos organizados de las siete regiones del estado impulsarán la construcción de rastros Tipo Inspección Federal (TIF) para cada zona en lo que resta del año, a fin de que puedan vender a las tiendas de autoservicio.

El presidente de la Asociación Regional Ganadera de Puebla, Gonzalo Oropeza Méndez, comentó que al tener instalaciones certificadas permitirá obtener un mejor producto, pues hacer la matanza en instalaciones no adecuadas sólo permite ofrecerla en mercados o centrales de abasto municipales, donde se deprecia hasta 40% su costo.

Aseveró que, de sus 3,800 socios, 15% comercializa su carne con tiendas de autoservicio, pero deben llevar su ganado a Veracruz para hacer el sacrificio, donde se tienen más rastros TIF, lo cual representa más gastos por el sacrificio y el empaquetado.

“Al no tener infraestructura en las regiones que cumpla con los estándares, sólo nos queda vender de manera informal en mercados y carnicerías de estados como Oaxaca, Veracruz y la Ciudad de México”, refirió.

Oropeza Méndez dijo que estos proyectos se harían en alianza con la Unión Ganadera Regional de Puebla, que tiene 5,000 socios, el cual ingresó ante la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación una propuesta para la región Mixteca, al sur del estado, donde los pecuarios tienen un rastro, pero buscan transformarlo en uno TIF para obtener carne certificada.

Por ello, expresó que están en la disposición de invertir en un primer proyecto de rastro TIF para la Sierra Norte, que comprende 60 municipios, aunque necesitan dos para abarcar la zona.

El presidente de la asociación ganadera indicó que en las sierras Negra y Nororiental, que comprenden 120 municipios, también hay interés por tener ese tipo de mataderos certificados, por lo que sus representantes organizan a los ganaderos para que al menos puedan concretar una propuesta en lo que resta del año, aprovechando las instalaciones que haya en una localidad que sea cabecera distrital.

Por su parte, el presidente del Consejo Agropecuario Poblano (Ceagro), Ignacio Menéndez Priantes, insinuó que por no tener rastros TIF los ganaderos pierden hasta 50 millones de pesos al año.

A pesar de estar Puebla entre los cinco primeros lugares del país en producción de carne de cerdo o bovino, manifestó, esto contrasta con no tener espacios certificados en los 217 municipios. (MIGUEL HERNÁNDEZ. EL ECONOMISTA)

Deja un comentario