Acceden a que pescadores libres capturen especies de escama en áreas concesionadas

En un hecho sin precedentes, cooperativistas de la zona Pacífico Norte accedieron a que pescadores libres trabajaran especies de escama de las que ellos no tienen en concesión, y que las embarcaciones arriben a los varaderos donde llegan las de ellos, siempre y cuando no haya interferencia entre los equipos.

El delegado de la Sagarpa, César Estrada Neri, explicó que el hecho de que una cooperativa tenga determinada especie o superficie en concesión no quiere decir que otros no puedan trabajar, siempre y cuando cuenten con los permisos correspondientes y lo hagan con los artes de pesca permitidos.

En este caso se trata de un grupo de pescadores libres de Bahía Asunción algunos de ellos retirados de las cooperativas, que por necesidad de trabajo gestionaron y obtuvieron permisos para explotar escama en costas donde históricamente solo se ha trabajo abulón y langosta.

Uno de los motivos de los cooperativistas en su negativa de permitir el ingreso de más embarcaciones al agua, era por el temor de que se fueran a sacar especies que trabajan de manera exclusiva tales como caracol, langosta y abulón, que son las de más alto valor comercial.

Otra causa era el temor de que llegaran a estas comunidades personas o grupos provenientes de pueblos como San Carlos y López Mateos,  conocidos ampliamente por dedicarse a la pesca ilegal.

Aunque el hecho pudiera parecer muy poco relevante, para la gente de las comunidades ribereñas que no son socios de cooperativas, se trata de un gran avance, ya que hasta hace pocos años los vigilantes de las cooperativas no los dejaban sacar pescado ni para comer, e incluso hubo casos donde familias completas fueron echadas de la playa. Solo se les permitía pescar a los socios de las cooperativas, a alguno que otro pariente, al telegrafista, al médico o al profesor del pueblo. (ELÍAS MEDINA P. EL SUDCALIFORNIANO)

Deja un comentario