España detecta una bacteria sin cura que mata almedros, olivos y vid

Los técnicos de la Conselleria de Agricultura han detectado la presencia de la Xylella fastidiosa en la provincia de Alicante, una bacteria sin cura conocida que representa una de las amenazas más importantes para cultivos como vid, olivos y almendros, fundamentalmente, pero que también tiene incidencia en los cítricos.

El foco se ha detectado en la comarca de la Marina Baixa a partir de los controles previstos en el plan de contingencia contra plagas.El área de distribución principal de Xylella fastidiosa se sitúa fundamentalmente en el continente americano, abarcando un amplio rango de latitudes, desde Canadá, en el norte, hasta Argentina, en el sur, pasando por Estados Unidos, Méjico, Costa Rica, Venezuela, Brasil y Paraguay. Fuera del continente americano, la bacteria ha sido introducida en Taiwán, donde causa problemas principalmente en perales y viñas.

En octubre de 2013 se detectó por primera vez en Europa, en la Región de Apulia, en el sur de Italia, donde ha afectado a 8.000 hectáreas de olivo a pesar de que hasta el momento, este cultivo no había sido considerado como uno de sus principales hospedadores. Las autoridades fitosanitarias italianas también han detectado la bacteria en almendros, cerezo y distintas variedades ornamentales e incluso en plantas aromáticas como el romero. A raíz del brote detectado en Italia, la Comisión solicitó a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) un informe sobre los hospedantes de Xylella fastidiosa, sus vías de introducción y propagación, y las opciones de manejo de la enfermedad. Como conclusión principal del citado informe, se destaca que la principal vía de entrada, son los vegetales destinados a plantación (excepto las semillas) procedentes de países o zonas en las que la bacteria está presente.

También se señala como posible vía de entrada, los insectos vectores infecciosos transportados en envíos de plantas. Según explican desde la Conselleria de Agricultura, «se trata de una bacteria muy peligrosa, que afecta o puede afectar a muchos y muy diversos géneros de vegetales tanto frutales como ornamentales o aromáticas. Es por ello que cabe extremar la precaución con respecto al material vegetal procedente de países donde la bacteria está presente y muy especialmente Italia», indicaron. (EL MUNDO)

Deja un comentario