Aguacate, producto de alta demanda con baja en producción

El aguacate como los demás productos que integran la canasta básica se rige por la oferta y la demanda y en esta ocasión varios aspectos se han conjugado para que su precio se haya elevado de manera importante, sobre todo en el segundo trimestre del año, entre los cuales destaca: una notable disminución en su producción.

Expertos consultados por El Economista explican que durante la temporada 2016-2017 se registró un decrecimiento de 20% del fruto que aunado con la creciente demanda que se ha dado en el mundo ha ocasionado el encarecimiento del producto en el mercado.

Ramón Paz Vega, vocero de la Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM) de Michoacán, refirió que el también llamado oro verde se ha consolidado como un producto de alta demanda, lo que representa un enorme reto para el productor, sobre todo en esta temporada del año que se cosecha menos.

“Este estado produce 80% del fruto de México y es responsable por 50% que anda en exportaciones en el mundo, entonces cuando nos disminuye la producción no es suficiente para cubrir la demanda, incluso en otros países”, explicó el asesor de APEAM.

“Eso ha hecho en general que sea un año de precios altos, nuestro ciclo va del 1 de julio del 2016 al 30 de junio del 2017, este 20% menos frente a 15% o 20% más de consumo pone presión en los precios y ha hecho que estén altos todo el año”.

Indicó que también en otros países productores disminuyó la cosecha, por ejemplo, California, en Estados Unidos, que normalmente abastece parte del mercado de dicho país entre abril y julio bajó 50% su producción. Sudáfrica, que es un abastecedor en Europa, tuvo 20% menos de cosecha y eso le puso presión a los mercados en Europa.

Aseguró que este proceso es normal, ya que el árbol de este fruto tiende a ser alterno; es decir, produce un año más y un año menos y ahora estamos en un año menos.

Paz Vega precisó que la industria aguacatera constituye 60% del Producto Interno Bruto (PIB) agropecuario del estado de Michoacán.

Demanda Internacional

El vocero de la APEAM destacó el éxito que el aguacate nacional tiene en el extranjero, el cual es resultado de una buena promoción por parte de los productores, lo que ha llevado a que más de la mitad de la cosecha que produce México se exporte.

“En particular en Estados Unidos estamos viendo crecimientos de 12 a 15% cada año en la cantidad consumida en el 2016, Japón creció 24%, Canadá creció 17%, eso además de los beneficios del aguacate ha provocado que aumente el consumo. Europa también ha crecido a un ritmo de 20% anual y China empieza a ser más importante. En todo el mundo estamos viendo esta alza en la demanda, en buena medida por promociones de los productores”.

Según el Hass Avocado Board, el consumo per cápita de aguacate en Estados Unidos ha aumentado más de 650% desde que se abrió el mercado en 1997, al pasar de 400 gramos en 1996 a más de 3 kilogramos en el 2016. En México, en promedio es de 7 kilogramos.

Clima

Por su parte Ignacio Gómez Arregui, director de la Asociación de Productores Exportadores de Aguacate de Jalisco (Apeajal), señaló que algunos fenómenos climatológicos también han contribuido a que la producción sea menor.

“Se acabó el aguacate antes de lo que esperábamos, entramos a este ciclo de baja producción del árbol y hay muy poca oferta de producto, justamente en los meses de abril y mayo es cuando ese ciclo está en su punto más bajo y es cuando menos oferta existe”, explicó Gómez Arregui.

“Otro motivo que contribuye son algunos fenómenos agroclimáticos atípicos en la zona de aguacate tanto en Jalisco como en Michoacán, donde las heladas, vientos y granizadas afectaron la producción, tumbaron flor, han tumbado fruto; el producto de este cultivo afectado era el que se iba a cosechar para estas fechas”.

El director de Apeajal coincidió en que la alta demanda internacional ha contribuido principalmente a que haya menos producto para distribuir en el país, lo cual no es conveniente para el productor, ya que se desalienta el consumo en el corto plazo.

“A nosotros como productores y exportadores de aguacate no nos convienen precios tan altos a nivel nacional porque el consumidor se retira del producto”, indicó Gómez Arregui.

“No estamos contentos con los precios tan altos, hemos invertido mucho dinero en producción, queremos que aumente el consumo, hacemos promoción con las cadenas para que tengan nuestro producto y cuando después está el precio tan alto, se baja la demanda y pierde un poco de sentido todo esto, se desalienta el consumo, los precios altos tiene un efecto negativo en el corto plazo”, señaló por su parte Ramón Paz.

Asimismo, el vocero de APEAM destacó que México es el único país en el mundo que puede surtir fruta al mercado tanto nacional como extranjero durante las 52 semanas del año y mostró su confianza en que proseguirá en expansión la industria.

Ambos productores aseguran que será para finales de julio y principios de agosto cuando el precio del aguacate comience en su descenso. Además, recordaron que los volúmenes más altos de la cosecha ocurren a finales de septiembre y a principios de febrero. (ALBA SERVÍN. SUPLEMENTO UNIONES. EL ECONOMISTA)

Deja un comentario