Ocupa México lugar 16 a nivel mundial en producción pesquera

Cada día muchos hombres y mujeres practican la pesca, una actividad económica muy antigua. Es una labor muy dura y, además, muy arriesgada. De acuerdo con un comunicado, hay pescadoras y pescadores de corazón y de profesión, hay quienes trabajan en el día y otros en la noche, pero también los que pescan todo el día.

Lo hacen igual en lagos y lagunas que, en ríos y mares, pero nunca falla el pescado en su mesa y en la nuestra. La diferencia de horario y zonas para trabajar, responde a los diferentes tipos de pesca, por ejemplo, la dedicada principalmente al marisco o especies que viven cerca del lecho marino, es diurna. Por su parte, la de superficie, es nocturna. La razón es puramente práctica: la luz del sol difumina los grandes bancos de peces y dificulta su pesca, pero en la noche, cuando los bancos tienden a agruparse, es más fácil pescarlos.

En México, en 2016, la gente del mar en sus 3 millones 149 mil 920 Km2, pescaron 1.3 millones de toneladas, estas más de 130 mil personas, también realizaron actividades como cuidar y dar mantenimiento a las embarcaciones, alistar las artes de pesca, buscar los cardúmenes, capturar y limpiar el pescado, para después clasificarlo, filetearlo, en algunos casos congelarlo y finalmente hacerlo llegar a nuestras mesas. La labor pesquera es sin duda una actividad increíble, es así mismo, una de las principales actividades económicas del mundo, es un medio de supervivencia y ejercicio profesional y en algunos casos un simple y reconfortante método de entretenimiento.

En los más de 11 mil kilómetros de litorales mexicanos, que significan un gran potencial de recursos pesqueros, las mujeres y hombres dedicados a esta actividad contribuyen con la seguridad alimentaria en tres formas: incrementan directamente el suministro de alimentos, proporcionan proteínas animales muy nutritivas, y genera empleos, así como ingresos económicos. México ocupa el 16° lugar mundial en producción pesquera, las especies más representativas son: el atún, la mojarra y el camarón, pero contamos con otros productos importantes de la pesca como la sardina, el pulpo, la langosta, róbalo, huachinango y ostión. Por todo esto, la gente del mar es parte esencial del éxito de México como potencia mundial en producción y exportación de alimentos. (AGENCIA QUADRATÍN)

Deja un comentario