Contaminación por agroquímicos causa muerte de fauna en laguna en Costa Rica

La Federación Conservacionista de Costa Rica denunció hoy la muerte de peces, crustáceos y reptiles por una supuesta contaminación de agroquímicos en la laguna Madre de Dios, en la costa del Caribe.

La organización indicó en un comunicado que los operadores turísticos y habitantes de la localidad evidencian desde el fin de semana pasado la muerte masiva de animales, atribuida a los agroquímicos que se utilizan en las bananeras, piñeras o arrozales que están ubicados aguas arriba.

Las autoridades nacionales indicaron que han tomado muestras de los peces y el agua que posteriormente fueron enviadas a los laboratorios de la Universidad Nacional para identificar la causa.

Según la Federación Conservacionista de Costa Rica (FECON), las comunidades locales viven de la pesca y actividades turísticas de la zona y emprendimientos a la orilla de los canales y desembocaduras de los principales ríos, por lo que ésta contaminación afecta su economía.

“Las lagunas costeras son ecosistemas importantes de protección de flora y fauna silvestre”, donde viven mamíferos como el manatí, declarado símbolo nacional, expresó la federación en el boletín.

Además, reveló que el Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas de la Universidad Nacional (IRET) viene monitoreando este tipo de contaminación con distintos proyectos, investigaciones e inventarios.

“(…) los plaguicidas aplicados en las tierras de cultivo cercanas están siendo arrastrados por escorrentía hasta los afluentes de la laguna (Madre de Dios) y llegando eventualmente a ella”, afirmó la FECON.

Una investigación detalla que en enero de 2003, en ese cuerpo de agua, “murieron miles de organismos acuáticos entre los que se encontraban peces juveniles y adultos de hasta 1 metro de largo” y en 2016 se “detectaron plaguicidas, insecticidas y herbicidas, entre ellos epoxiconazol, tiabendazol, ametrina, hexazinona, azoxistrobina”, entre otros.

Los ambientalistas han manifestado que Costa Rica se encuentra en los primeros lugares del mundo en consumo de fertilizantes, superando cinco veces el promedio mundial.

El país centroamericano consume 705 kilogramos por hectárea de tierra cultivable, mientras el rango mundial ronda los 141 kilogramos, según datos del Banco Mundial citados por la FECON.

Además, los insecticidas y fungicidas están dentro de los principales 15 productos importados. (EFE)

Deja un comentario