La agroindustria una opción viable para productores de nopal, tuna y xoconostle

El trabajo de sus manos representa la labor de generaciones, que cada año cosechaban el nopal, tuna y xonocostle y que ahora se enfrentan a  la industrialización de la cactácea para poder tener una mayor ganancia económica y no abandonar las tierras de cultivo.

Campesinos y agroindustriales se han unido para que en San Martín de las Pirámides, se reconocido como un lugar en donde puedan encontrar diferentes tipos de productos fabricados a base de tuna, nopal y xoconostle.

Fernando Aguilar Corona, integrante de la Unión de Productores de San Martín, explicó que los campesinos junto con sus familias se dedican a vender estos frutos principalmente en la Central de Abastos de Iztapalapa.

Los trabajadores durante los meses de junio, julio agosto y septiembre, cortan el fruto de las parcelas  en las primeras horas de la mañana. Algunos se protegen las manos con guantes para evitar que las   espinas se queden en sus manos; mientras los adultos mayores con la experiencia que dan los años, toman la tuna sin protección y las van limpiando frotándolas sobre una ligera cama de  paja, para posteriormente colocarlas en huacales.

Todos los días de la semana durante la temporada los campesinos realizan esta labor, para llevarlas posteriormente al Tianguis de la Tuna, que se instala en la carretera federal Pirámides-Otumba.

Mientras otros las confinan en bodegas, en donde se realiza la limpia de la tuna a través de despinadoras, en donde son empaquetadas, algunas para exportarlas y otras más para llevarlas al mercado nacional.

Aguilar Corona, explicó que la tuna que se produce en San Martín de las Pirámides, es reconocida por  su calidad, ya que es jugosa y  dulce, características que no tienen las que se producen en otros estados de  la república.

Tuna, manjar de dioses

La producción de San Martín de las Pirámides, es considerada como de  excelente calidad, mencionó  Aguilar Corona, y actualmente están  recolectando un 70 y 80 por ciento, por lo que espera que durante las próximas dos semanas se alcance el 100 por ciento, por lo  que confió en que se obtendrá una buena derrama económica para todos.

Explicó que en la región hay unas 20 mil hectáreas de cultivo de tuna por lo que la producción es muy alta, y ejemplificó que una hectárea produce,  cerca de 20 toneladas.

Xoconostle,  el  de mayor importación

Al referirse al xoconostle destacó que anualmente se producen como 20 mil toneladas y aseguró que en toda la región hay al menos un millón 200 mil hectáreas de esta planta,  de la cual más de un 40 por ciento se exporta a varios estados de Estados Unidos   como: Los Ángeles, Houston y Mc Allen en Texas, y otra buena parte, comentó se va al Bajío.

Apoyados por los gobiernos federal y estatal, productores de tuna, xoconostle y nopal-verdura de la región modificaron de manera sustancial su esquema de producción al retirar pesticidas y fertilizantes tóxicos y emplear agroquímicos que permiten elevar la calidad del producto.

Aguilar Corona explicó que en toda la región del Valle de Teotihuacán hay como 500 productores que se han concientizado en invertir en los agroquímicos, pues admitió que de lo contrario su producción quedaría fuera del mercado nacional y extranjero.  (DANIEL L. GALLEGOS. HERALDO ESTADO DE MÉXICO)

Un comentario

  • Buen reporte, es importante que los productores estemos abiertos al cambio a la implementación de nuevas técnicas de cultivos así como el uso de fertilizantes orgánicos, para potencializar y pocisionar el producto en mercados. Busquemos la unidad para trabajar.

Deja un comentario