Alertan alzas con aranceles a granos

La industria mexicana de alimentos para ganado refirió que si se imponen aranceles a las importaciones de granos, durante las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en el País podrían subir los precios de los cárnicos y la leche.

Debido a que México es deficitario de los granos a partir de los que se fabrican los alimentos de ganado, como el maíz amarillo y el sorgo, tiene que importarlos, principalmente de Estados Unidos, así que un cambio en el comercio internacional podría elevar los precios al consumidor que adquiere los productos finales, explicó Genaro Bernal, director general del Consejo Nacional de Fabricantes de Alimentos Balanceados y de la Nutrición Animal (Conafab).

“México no tiene la capacidad, en este momento, de producir los granos que se necesitan para alimentar a los animales, entonces, cualquier arancel, cualquier limitante que se impusiera en el libre comercio, va a ir a impactar en la mesa del mexicano, entonces, invariablemente subirían los costos de producción de carne de cerdo, pollo, res y leche”, detalló.

Refirió que los productos de esta industria representan entre el 65 y 70 por ciento del costo de producción de la carne de cerdo, res, pollo y leche que adquiere el consumidor mexicano.

Por ello, Bernal dijo que la industria no pide ningún cambio en ese sentido e incluso los productores de granos forrajeros de EU comparten esta posición.

“No arreglemos lo que no está descompuesto, ambas partes estamos satisfechos como se está dando el comercio el día de hoy. No queremos, ni el productor americano, ni el mexicano, cambios en este contexto”, afirmó el directivo.

Sin embargo, aclaró para abastecer su demanda, los fabricantes de alimentos primero compran la producción nacional y el resto lo cubren con importaciones.

Mencionó que uno de los pocos aspectos en los que se podría mejorar es en liberar las importaciones de harinas de bovino, ingrediente requerido para la fabricación de alimentos de mascotas, pues aunque en México se produce, el volumen es poco, así que el precio es mayor, el cual disminuiría si entrara más oferta.

Es una de las puntos que se pueden negociar a futuro, ya que en el País el mercado de la comida para mascotas va en crecimiento y cada vez toma más relevancia, agregó.

El sector de alimentos balanceados para animales en México produce 33 millones de toneladas anuales, lo cual lo posiciona en el cuarto lugar a nivel internacional, según la Conafab. (FRIDA ANDRADE. REFORMA)

Deja un comentario