En riesgo la pesca de escama y camarón por obras de gasoducto marino

Pescadores organizados, comerciantes y productores de pescados y mariscos del sur de Tamaulipas se han organizado para exigir a la compañía responsable de la construcción del gasoducto marino entre Matamoros y Tuxpan se comprometa a reparar los daños ecológicos y a la producción marina en esta parte del Golfo de México.

Aunque personal contratado por la empresa que tiene a su cargo el proyecto está convocando a reuniones a la comunidad pesquera local para convencerlos de que no habrá impactos negativos, las experiencias son otras y tal es el caso de la Sonda de Campeche, donde desapareció la pesca de camarón y escama, aseguró el presidente de la Unión de Comerciantes del mercado La Puntilla, Luis García.

Señaló que incluso a través de la Comisión Pesca Fina, conformada en Conapesca, ya pidió la intervención del Gobierno del Estado para proteger esta industria que es sostén económico de más de 7 mil familias en esta parte de Tamaulipas.

“Nos están reuniendo para convencernos de que no pasará nada, pero no estamos seguros porque hemos visto que en Campeche ha desaparecido la pesca por la actividad petrolera”.

Recordó que el gasoducto marino Sur de Texas-Tuxpan es construido actualmente desde Altamira para transportar gas natural, proyecto que contribuirá a satisfacer los requerimientos para la generación de la CFE en los estados de Tamaulipas y Veracruz, así como en las regiones Oriente, Centro y Occidente del país.

Con una longitud aproximada a los 800 kilómetros, la introducción de la tubería posiblementre sí tendrá efectos negativos en la pesca de productos altamente rentables, como el guachinango y el camarón, agregó.

La Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuícola y la Federación Regional de Sociedades Cooperativas del Sur de Tamaulipas ya se han unido a esta inquietud, al considerar que podría generar devastación y daño ecológico mayúsculo, afectando la economía de las familias dedicadas a la industria pesquera y poniendo en peligro la seguridad alimentaria.

Deja un comentario