Cae producción de cempasúchil en San Juan del Río

Los productores de cempasúchil, en San Juan del Río, han disminuido la cosecha hasta 50% en los últimos cinco años, porque no existen las suficientes condiciones para su comercialización, indicó el productor Diego Carranco Martínez.

Explicó que este año solo algunos ejidatarios decidieron dar continuidad a la producción de la flor para los festejos del 1 y 2 de noviembre, a pesar de que la gente se ha inclinado por celebrar tradiciones extranjeras como el Halloween.

Agregó que la mayor parte de la producción de cempasúchil, al menos cinco años atrás, se destinaba para su venta en la Ciudad de México y el resto se distribuía entre la capital del estado y el municipio.

Destacó que en la producción de flor se consideran 20 hectáreas para su siembra, en tres zonas donde existe riego, sin embargo hoy en día solo dos productores abastecen una parte del mercado, durante el día de muertos, el 1 y 2 de noviembre.

“La venta ha bajado y solo sembramos lo que consideramos que se va a vender para que no se quede la flor, los vendedores de flores recurren a productores del Estado de México y eso nos está aniquilando”.

Reconoció que la comercialización genera pocas utilidades; sin embargo, es lo suficiente para sacar adelante las necesidades de la temporada.

Asimismo Carranco Martínez, mencionó que la presencia de costumbres extranjeras ha desplazado el interés de la gente por adquirir la flor en grandes volúmenes, como ocurría en años anteriores.

“El cempasúchil y la garra de león son flores tradicionales de temporada en San Juan del Río; sin embargo son pocos ejidos los que la producen, particularmente hay siembra en San Isidro, Espíritu Santo y Santa Matilde. La producción ha caído, ya que incluso se mandaba a otros estados pero el Halloween y la llega de otras culturas han puesto en decadencia la tradición y por consecuencia el interés por consumir la flor”, comentó.

Apuntó que las comunidades del municipio, dedican normalmente sus hectáreas a la siembra de temporada, enfocando su producción a la jícama, cacahuate, y camote.

“Los productores son más dados a la siembra de temporada, y antes y después del día de muertos ocupan la tierra para otros productos, algunos ya tienen de manera alterna jícama y cacahuate, prácticamente le van dando vuelta a la tierra con este tipo de productos”, concluyó. (MEMO CONTRERAS. ROTATIVO)

Deja un comentario