La estrategia de México para que el jamón no encarezca luego de los aranceles

La Secretaria de Economía abrió un cupo libre de arancel por 350 mil toneladas para importar carne de cerdo fresca, refrigerada y congelada de países diferentes a Estados Unidos.

El objetivo es evitar se desestabilice el mercado de esta proteína, mejorar la oferta y proteger a los consumidores, luego de los aranceles de 20% que México impuso a la carne de cerdo proveniente de Estados Unidos, como medida de represalia por los gravámenes al aluminio y acero mexicanos.

El cupo estará abierto hasta el próximo 31 de diciembre de 2018.

La Secretaría de Agricultura informó a los industriales que requieran abastecerse de esta proteína que Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Dinamarca, Chile, España, Francia, Alemania, Italia y Bélgica, cumplen con las exigencias sanitarias nacionales para la entrada de este tipo de productos.

Sin embargó, a través de un comunicado, la dependencia aclaró a los interesados que en caso de detectar algún otro mercado potencial de proveeduría lo comuniquen al Servicio Nacional de Sanidad Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) a fin de evaluar las condiciones sanitarias y determinar la factibilidad de establecer negociaciones con sus contrapartes.

El objetivo es realizar el análisis de riesgo correspondiente, detectar las necesidades operativas y de infraestructura en los puntos de ingreso a nuestro país, a fin de garantizar un flujo comercial seguro”.

Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario, consideró a Europa como el mercado más viable para importar carne de cerdo.

El mercado europeo lo vemos como el más atractivo y el que puede dar respuesta en a esta demanda en el corto plazo”, explicó a Excélsior.

Alejandro Ramírez, director general de la Confederación de Porcicultores de México, precisó que España, y Dinamarca son los mercados con mayor potencial.

Aunque aclaró que “la imposición de aranceles representa una oportunidad para fortalecer a la planta productiva nacional y reposicionar la producción local en el consumo nacional”.

Lo anterior debido a que entre 2010 y 2017, las importaciones de carne de cerdo provenientes de Estados Unidos representaron 89.2% del total y cubren el 33.3% del consumo nacional de acuerdo con la Secretaría de Economía.

En 2017, el consumo de carne de cerdo en México fue de 2.11 millones de toneladas, lo que representó un crecimiento de 4.3 por ciento anual.

Al cierre de 2017, las importaciones de carne de cerdo provenientes de nuestro vecino del norte totalizaron en 803 mil toneladas con un valor de 1,400 millones de dólares. (ALICIA VALVERDE. EXCÉLSIOR)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s