Un smartphone, la herramienta más reciente de China para cultivar

Los invernaderos inteligentes con el riego y el uso de fertilizantes controlados a través de un teléfono móvil están de moda en la provincia oriental china de Jiangxi.

En un invernadero de demostración con una superficie de 5.000 metros cuadrados en la ciudad de Yingtan, la mayoría de los trabajos se hace por un sistema de tubos plásticos perforados y combinados con sensores que permiten monitorizar la temperatura, la humedad del aire y el contenido de mineral y de agua de la tierra.

“Todo está controlado por una aplicación de teléfono móvil”, muestra Wei Yulong, miembro de la promotora Dongrui Industrial. “El sistema vierte agua y fertilizante directamente a las raíces de las plantas”, añade.

El polietileno que cubre el invernadero también puede ajustarse según la luz del sol.

Este y otros 200 proyectos agrícolas están apoyados por una plataforma provincial en la nube. De acuerdo con el departamento provincial agrícola, 59 de las 100 ciudades de nivel de distrito están cubiertas por la red, que también ayuda al gobierno local a supervisar la seguridad de los alimentos y el desarrollo rural del comercio electrónico. Más de 20.000 familias rurales están registradas en la plataforma.

El Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales desea que las aplicaciones móviles sean ampliamente utilizadas en la agricultura y ha establecido bases de demostración para ayudar a los agricultores a familiarizarse con los aparatos electrónicos más recientes.

Incluso en las zonas más remotas, la tecnología es ubicua, ya que el 96 por ciento de las aldeas chinas están conectadas a internet. De media, cada familia rural cuenta con tres teléfonos móviles.

“Puedo usar mi teléfono móvil para monitorizar y controlar las condiciones en mi invernadero, huertos y estanques de peces, de cualquier sitio en el mundo”, asegura el gerente general de Dongrui Chen Yuping.

En los estanques de peces, por ejemplo, la bomba de oxígeno solía ser controlada manualmente según los cambios de temperatura. ¿Ahora? Se encarga la aplicación.

Con más de 1.000 millones de personas conectadas a las redes de 4G en China, el internet móvil, el internet de cosas, la computación en la nube y los macrodatos han transformado los cultivos. La hoz y la azada han sido sustituidas por el teléfono inteligente y las aplicaciones como las herramientas de cultivo emblemáticas del país.

En Ruicheng, de la provincia de Jiangxi, una aplicación móvil, que está sincronizada con una trampa de luz para insectos, monitoriza las plagas.

“Después de atrapar los insectos, la aplicación móvil los identifica y los cuenta. Un informe de análisis se envía cada 30 minutos”, afirma el director de la estación de protección de planta agrícola.

La aplicación ha revolucionado el trabajo del personal de la estación. Anteriormente, tenían que entrar en los campos para estudiar la situación de las plagas, con independencia del clima. El trabajo era duro y muy poco preciso.

Los sistemas de monitorización de plagas conectados con internet se han establecido en Ruichang y otros tres más se construirán pronto.

“Cuando todas las instalaciones están listas, los agricultores pueden usar sus propios teléfonos móviles para revisar la situación de las plagas en sus granjas”, agrega.

Desde 2015 se han organizado formación y competiciones con el objetivo de animar a los agricultores para que se familiaricen con las aplicaciones de cultivo más recientes. (Mundo Agropecuario)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s