Instaurarán clúster vitivinícola en Qro

La creación de un clúster vitivinícola surge como una propuesta desde Querétaro, uno de los estados referentes en la producción de vino.

La conformación de este organismo deriva de una de las conclusiones y acuerdos que se generaron en las mesas de trabajo que se llevaron a cabo entre la Comisión de Fomento a la Industria Vitivinícola de la Conferencia Nacional de Gobernadores  (Conago) y productores del estado.

El secretario de Turismo de Querétaro, Hugo Burgos García, mencionó que se prevé realizar mesas de trabajo en las que participen el sector público, la academia y productores, encaminadas a crear el clúster.

Esta propuesta surge de la mesa de financiamiento, en la que también se propuso desarrollar un modelo de mezcla de recursos para crear diferentes productos financieros dirigidos a atender las necesidades del sector.

En este apartado, la Secretaría de Desarrollo Sustentable propuso considerar el Programa Único de Emprendimiento para el Desarrollo Económico y Social para ser adaptado a la industria vitivinícola.

De la mesa de producción y desarrollo tecnológico, en la que participó la Secretaría de Desarrollo Agropecuario estatal, se propuso crear un laboratorio enológico de análisis físico-químicos, para cumplir con las normas oficiales mexicanas y con estándares de calidad.

Se contempló realizar estudios para reconversión del suelo a cultivo de vitis vinífera; así como dar seguimiento a las solicitudes de apoyo e inversiones de productores.

En la mesa de producto, promoción y comercialización —coordinada por la Secretaría de Turismo, Subsecretaría de Desarrollo Económico y Secretaría de Cultura local— se acordó que el gobierno del estado fomente e implemente el uso de espacios públicos y privados para promover el vino queretano.

Asimismo, se solicitó al gobierno estatal que ante el Congreso local gestione la clasificación de una licencia de alcohol específicamente para la venta de vino de mesa.

Durante la mesa de asuntos fiscales se pugnó por promover al vino como alimento, para la aplicación de los impuestos estatales y federales, con la finalidad de evitar el encarecimiento de esta bebida.

También se prevé entablar una mesa de trabajo entre el Consejo Mexicano Vitivinícola y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para generar una tributación neutral entre el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios y el vino.

Finalmente, en la mesa de asuntos legislativos se pactó establecer una mesa técnica para analizar a detalle la Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola.

Querétaro, Qro. Durante los próximos 10 años, la industria vitivinícola del país tendrá necesidades de inversión que ascienden a 10,000 millones de pesos.

La región que comprende los estados de Querétaro, Guanajuato, Zacatecas y Aguascalientes suma necesidades de inversión por 150 millones de pesos anualmente, detalló el tesorero del Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV) Ignacio Jacques Pérez.

Los 10,000 millones representan los recursos necesarios para incrementar el número de hectáreas disponibles de plantación de vid para la producción de vino de mesa, así como para  aumentar la infraestructura vinícola para el procesamiento de la uva, aunado a la construcción o ampliación de bodegas.

Además, para impulsar el desarrollo del enoturismo, el cual —dijo— ha fungido como un puente estratégico que impacta en la viabilidad de los proyectos de inversión.

El miembro del CMV destacó que en el caso de Querétaro, la Ruta del Arte, Queso y Vino se ha consolidado con reconocimiento internacional.

“Es de suma importancia convertir a la Ruta del Arte, Queso y Vino de Querétaro en una región de la vitivinicultura extrema y ser reconocida como la burbuja de México, por la excelencia en la elaboración de vinos espumosos”, destacó.

Referente al reglamento de la Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola, que se trabaja en la Conferencia Nacional de Gobernadores, se establecerán reglas para generar un plan de trabajo anual con las vertientes de promoción y apoyo del consumo de vino en México en los mercados locales y regionales.

También, se impulsará la capacitación y formación técnica de profesionistas para el trabajo en los campos agrícolas y bodegas; acceso a fuentes de financiamiento propias y adecuadas al sector; transferencia de innovación y tecnología en bodegas; prácticas de producción sustentable, condiciones fiscales e impositivas.

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, contextualizó que la participación de la industria vitivinícola en el país se traduce en 6,700 hectáreas viñedos, una producción de 26.4 millones de botellas de vino al año y 150 bodegas.

En la entidad se producen cada año 3.5 millones de botellas de vino mediante 15 etiquetas.

La Ruta del Arte, Queso y Vino se integra de 28 viñedos y recibe anualmente 800,000 turistas, con una derrama de 3,350 millones de pesos.

Domínguez Servién agregó que estarán atentos a la Ley de Ingresos de la Federación, en busca de que no se aplique el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios al vino mexicano. (VIVIANA ESTRELLA. EL ECONOMISTA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s