Padecen campesinos por baja producción de cacahuate en Oaxaca

Aunque no fue tan drástica como en años anteriores, la sequía volvió a afectar otra vez la siembra del cacahuate, en este pueblo de los Valles Centrales.

Si bien habrá una regular cosecha, la escasez de la lluvia ha originado la reducción en el rendimiento de la producción, que se comercializa para las festividades de Todos Santos y el Día de Muertos.

“Las tierras son arenosas y ayudan mucho para tener una buena producción, pero sin agua no sirven de nada”, afirmó don Ismael Contreras Villarreal, un campesino de 81 años de edad.

Hasta hace unos años, la mayoría de sus habitantes se dedicaban a la siembra del cacahuate de la variedad conocida como poblano. Eran más de 20 hectáreas las que se ocupaban en el cultivo de esta planta, pero la superficie se ha ido reduciendo ante la irregularidad de las lluvias de los últimos años.

“Antes, casi todos en el pueblo nos dedicábamos al cacahuate, pero ahora ni siquiera cinco hectáreas se completan, porque ya muchos lo dejaron por la falta de agua”, asentó.

Además, la siembra del cacahuate necesita mucho beneficio, como le dicen por aquí, para que la tierra esté limpia y no llena de hierba, pues incide en su crecimiento.

“Hay que meter yunta, trabajadores, porque se necesita mucho beneficio, pero los campesinos ya no quieren gastar porque no se recupera lo que se pone”, apuntó.

Quienes aún se dedican a este cultivo, sembraron en mayo pasado para cosechar cinco meses después; tenían la esperanza de que cayeran las lluvias durante el temporal para tener una buena cosecha.

“Pensábamos que iba a llover bien en julio y agosto, pero no hubo mucha agua y eso nos afectó bastante”, señaló.

La escasez de agua origina un efecto negativo en la planta, porque impide un mejor crecimiento y desarrollo.

“Nos hizo falta agua para que hubiera una buena producción; si hubiera llovido más, más se hubiera dado”, añadió. De esta manera, la producción descenderá drásticamente y no habrá la cosecha esperada para las festividades de Todos Santos y Día de Muertos.

“No nos va a ir bien, es poco el cacahuate que se dio por la falta de agua; estamos tristes los campesinos”, asentó.

Como consecuencia, la escasa producción causará un quebranto en la economía de los campesinos, porque habían apostado en el cultivo la posibilidad de obtener algún dinero.

“Sembramos para ganar un dinerito, pero ahora ya no sale, solamente sirve para mantener la tradición en el pueblo como productor de cacahuate”, indicó.

“Cada año siembro menos porque llueve menos; ahora, sembré media hectárea, pero por la falta de agua me va a ir mal, porque hubo menos producción. Con esta media hectárea, pude haber sacado media tonelada de cacahuate; pero sin el agua, si mucho obtendré 200 kilos. Y el precio en la plaza es variable, a veces pagan ‘chulito’ el kilo, entre 25 o 30 pesos, pero en otras ocasiones, baja hasta 16 pesos. Ya no es negocio, porque se le invierte mucho y se le gana poco; pero finalmente uno es campesino y hay que trabajar la tierra para sacar para la comida de la familia”.

Los campesinos comercializarán la producción del cacahuate en los mercados y tianguis de la Villa de Zaachila, Tlacolula de Matamoros, Ocotlán de Morelos y de la ciudad de Oaxaca de Juárez, así como con los compradores llegados directamente de Puebla.

El cacahuate o maní es una planta anual de la familia de las fabáceas (también conocidas como leguminosas), cuyos frutos, de tipo legumbre, contienen semillas.

Ha sido cultivado desde hace ocho mil o siete mil años. Los conquistadores españoles observaron su consumo al llegar al Continente Americano, en un mercado de la capital azteca, México-Tenochtitlan.

Durante años, las propiedades del cacahuate han sido ignoradas. Excluido de la dieta de las personas por ser considerado un alimento perjudicial, hoy, el cacahuate podría ser redimido de este concepto.

En un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard, se descubrió que el consumo de este alimento puede reducir un 19 por ciento la mortalidad relacionada a enfermedades crónicas y cardiovasculares.

El cacahuate puede ser una alternativa para las personas que sufren de problemas como hipertensión, pero su consumo debe ser con moderación, ya que tiene ventajas y desventajas. (OCTAVIO VÉLEZ. NVI NOTICIAS)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s