Jalisco pretende certificar primera raza ovina mexicana

Ganaderos de Jalisco buscan la certificación de los ovinos Pelifolk como la primera raza de dicho rubro originaria de México.

“Lo que se busca es obtener el registro como una raza híbrida; es una raza que se forma de tres líneas y representa mayor valor de producción”, dijo a El Economista el presidente de la Asociación Ganadera Local Especializada en Ovinos Pelifolk de Zapotlanejo, Reyes Venegas Estrada.

Destacó que dicha raza supone ganancias económicas para el sector, toda vez que entre sus características destaca un mayor rendimiento de canal.

“Se destaca entre la gente que se dedica a los cortes de cordero que traemos entre 3 y 5% arriba en canales y estamos hablando que ese porcentaje es dinero”, señaló Venegas Estrada.

Para que sea considerada una raza originaria mexicana, los ovinoproductores requieren la certificación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y pretenden obtenerla antes de levantar pedidos de embriones que ya han recibido de países tanto de Centro y Sudamérica como de la Unión Americana.

“Se pretende obtener los permisos para que Sagarpa nos dé la autorización para que nos consideren como una raza de registro, que sería la primera hecha en México; hasta ahora no hay ninguna otra que se esté trabajando que esté hecha en México”, manifestó el presidente de la asociación.

“Nos la están solicitando bastante en otros países, pero hemos detenido la exportación; quisiéramos primero obtener el registro de Sagarpa y luego poderla exportar”, señaló el dirigente de los productores.

Según Reyes Venegas, la raza originaria de Jalisco destaca por contar con más canales que elevan su valor comercial y por su estabilidad a pesar de los cambios de clima.

“Tenemos ganado prácticamente en todos los estados del país, tanto en zonas de calor como de frío; entonces, es una raza muy noble y muy adaptable para cualquier clima y cualquier situación de manejo”, detalló.

Aunque la raza Pelifolk busca la certificación de origen mexicana, está compuesta de otras tres traídas del extranjero: Black Belly, Pelibuey y Suffolk que son de distintos países, pero ya adaptadas en México.

“Se desarrolló la raza aquí en el municipio de Zapotlanejo”, agregó.

El censo actualizado en julio pasado indica que los ganaderos que conforman la asociación de productores de la raza Pelifolk cuenta con 1,000 sementales y 6,500 vientres distribuidos en todo el estado de Jalisco, Nayarit, Chiapas, Oaxaca, Guanajuato y Michoacán. (PATRICIA ROMO. EL ECONOMISTA)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s