Se salvan los nopales mexicanos

A 12 años del brote de plaga que diezmó a la población de nopal silvestre en la Punta Sur de Isla Mujeres, que puso en peligro a la industria nopalera del país, ya comenzó a reaparecer con algunas plantas, según se pudo constatar en un recorrido.

La palomilla del nopal ingresó entonces en esta parte del país de alguna forma por el viento, lo que inició un combate sistemático de la plaga que llevó buen tiempo hasta su cercado para prevenir el avance en toda la Península de Yucatán.

Tuvo buen efecto, con la reaparición de algunas plantas que se lograron salvar, la instalación de numerosas trampas del insecto que contamina las plantas.

Aquella alerta por la detección de Cactoblastis cactorum en Isla Mujeres, sobrevino de un trabajo del Centro Nacional de Referencia Fitosanitaria de la Sagarpa, luego que el Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Quintana Roo advirtiera, pues oficialmente se confirmó ese arribo de plaga el 11 de agosto del 2006, luego de un reporte federal de trabajo de campo.

Se concentró un trabajo científico sobre la porción sur de la isla, desde la colonia La Gloria hasta el extremo sur, ahí se encontraban en la cercanía de los acantilados muchos nopales silvestres, que ya estaban contaminados en su mayoría.

No ha habido rebrote por la vigilancia frecuente que realiza el gobierno en sus tres niveles, pues se prioriza proteger a la industria nopalera del país, luego de considerarse que este evento representó “una de las mayores amenazas para la biodiversidad de México, en particular para diversas especies de Opuntia entre las que se encuentran los nopales. Cactoblastis cactorum conocida como la palomilla del nopal, la cual es nativa de Sudamérica, se ha usado exitosamente en Australia para el control biológico de opuntias introducidas”, según reporte de la Sagarpa.

El peligro de C. cactorum en nuestro país radica en el hecho de albergamos la mayor diversidad de especies de Opuntia en el mundo, varias de las cuales pudieran ser hospederas de esta palomilla, tal y como se ha documentado para un amplio número de especies, explicó el informe.

“En nuestro país existen 83 especies de opuntias, entre las que se encuentran los nopales, de las cuales 53 son exclusivas de nuestro país y de acuerdo con reportes recientes 19 de ellas tienen el potencial de ser dañadas”. Actualmente está a salvo el nopal mexicano de alto consumo y el nopal silvestre en Isla Mujeres ya se recupera paulatinamente. (OVIDIO LÓPEZ. POR ESTO QUINTANA ROO)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s