Jalisco registra un “boom” de cultivos de amapola

Jalisco se encuentra dentro de los ocho estados que concentran los cultivos de amapola en el país, de acuerdo con el Monitoreo de Cultivos de Amapola 2015-2016 y 2016-2017, de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

Las otras entidades son Sinaloa, Chihuahua, Durango, Nayarit, Michoacán, Guerrero y Oaxaca. Principalmente se da en las regiones Norte de Jalisco y Sur en su frontera con Michoacán y con Guerrero; la Costa Pacífico con una alta densidad en los estados de Chihuahua, Durango, Sinaloa y el Sur de Nayarit.

Según la investigación, en dos años hubo un aumento de 21% en el área de cultivo de la amapola, pues entre 2015-2016 había aproximadamente 25 mil 200 hectáreas y la nueva estimación para 2016-2017 reveló 30 mil 600.

La diferencia corresponde a cinco mil 400 hectáreas entre los estudios de monitoreo comparados.

Además, también hubo aumento en la destrucción de los cultivos, pues el Gobierno federal informó que en 2015 se destruyeron 26 mil 426 hectáreas; en 2016 un total de 22 mil 436 y en 2017 fueron 29 mil 692.

En los últimos años se han registrado plantíos ubicados e incinerados en Tecolotlán, Atemajac de Brizuela, Bolaños, Cocula y Mezquitic, en Jalisco.

El año pasado, el entonces titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos, afirmó que la legalización de los cultivos de amapola podría ser una salida al problema de la violencia.

Por su parte, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ha tenido reuniones con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para analizar su legalización con el fin de un uso medicinal.

No obstante, ninguna propuesta se ha realizado y lo más que se ha logrado son iniciativas en el Congreso de la Unión y en el Senado con el fin de que se apruebe su uso medicinal y científico.

Desde 1970, en Guerrero, aproximadamente 100 mil campesinos viven de la siembra ilegal de amapola, por lo que el senador priista, Manuel Añorve Baños, llamó a discutir las posibilidades de legalizarla.

Sin embargo, cambiaron la siembra por mariguana, pues además de que las autoridades se enfocan en eliminarla, campesinos de Tenantla y Amatitlán, en el mismo Estado, aseguran que los precios de la pasta de opio, que se obtienen del bulbo de amapola, han caído tanto que no alcanzan para cubrir el costo de plantar, fertilizar, irrigar, limpiar y cosechar la materia prima de la heroína. (EL INFORMADOR)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s