La PPA arrasa la India y los cadáveres de jabalíes se amontonan en los ríos

La Peste Porcina Africana (PPA), altamente contagiosa, para la que no hay vacuna, que no tiene cura, que mata al cerdo o jabalí que la contrae en 48 horas y que ya ha diezmado las poblaciones de cerdos domésticos y salvajes en el este y sureste de Asia, ha llegado al noreste de la India, posiblemente contagiada a través de los cadáveres de estos animales que flotan por los ríos que discurren por la región, que vienen desde China.

El primer caso en la zona se detectó en febrero, pero la situación en la vecina China, donde ya han tenido que sacrificar millones de cerdos de las granjas de producción cárnica, no hacía presagiar nada bueno. La enfermedad llegó a la India por cadáveres de cerdos y jabalíes infectados, que flotaban por el río Brahmaputra desde el Tíbet en China, desde donde los cadáveres de los animales muertos por PPA han viajado flotando y expandiendo aún más rápido al letal enemigo.

Los pescadores de la zona no se atreven a pescar y ataviados con mascarillas, primero por el Covid-19 y segundo por minimizar el hedor que desprenden los cadáveres atascados en la vegetación de las orillas, han dejado sus tareas de pesca diarias para dedicarse a limpiar los juntos de la orilla y evitar que se atasquen los cuerpos de los jabalíes muertos. pero aunque siguieran pescando, nadie compraría su producto.

El pánico ha cundido en la zona, donde se sospecha que la acumulación de cadáveres de jabalíes y cerdos en descomposición, está afectando gravemente a la biodiversidad de la zona, a la vida acuática y a los ganados que pastan en las orillas, envenenando el agua. Aunque las peores consecuencias ahora las están pagando las industrias de porcino, porque solo en la zona donde primero se detectaron jabalíes muertos en el río, ya van más de 13.000 cerdos domésticos muertos por la enfermedad.  (https://www.cazavision.com/)

Deja un comentario