MasAgro impulsa la cadena productiva de la carne de res en Durango

Las sequías son un elemento normal y recurrente del clima, pero se consideran atípicas cuando se mantienen por periodos prolongados (una estación, un año o varios años seguidos). Además, debido al cambio climático ahora son más severas y frecuentes. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), tanto en África como en América Latina, la sequía es el tipo de desastre más costoso, causando grandes pérdidas en los cultivos y el ganado.

En Durango, uno de los estados que por su ubicación geográfica es frecuentemente afectado por las sequías, se desarrolla el proyecto ‘La potencialización de las áreas de temporal con innovaciones MasAgro en la producción de granos y forrajes para el fortalecimiento de la cadena agroalimentaria del bovino carne’, orientado al desarrollo económico del Semidesierto lagunero y el norte de Durango, donde la ganadería es la principal actividad económica.

En los municipios donde se desarrolla el proyecto —San Pedro del Gallo, San Luis del Cordero, Nazas, Mapimi, Indé, El Oro, Guanacevi, San Bernardo, Villa Ocampo, Villa Hidalgo y Tlahualilo, que en conjunto tienen un total de 2,274 productores agropecuarios, 643,947 cabezas de ganado y 45,723 hectáreas de superficie de temporal— la ganadería se realiza bajo condiciones de sequía con lluvias raquíticas y erráticas (de 100 a 250 milímetros anuales). Aun con esas condiciones, MasAgro —de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT)— ha permitido incrementar significativamente la producción y la rentabilidad del maíz, el triticale y la cebada.

Antes de MasAgro —el cual inició operaciones en la región hace más de ocho años—, la producción en la zona era de una tonelada por hectárea (t/ha). Actualmente, con las innovaciones que promueve el programa se cosechan 3.2 t/ha. Además, gracias al manejo sustentable de las parcelas —con variedades de forraje adecuadas, fertilización orgánica y otras prácticas— se ha incrementado el porcentaje de partos (hasta en 90%) y la finalización del ganado (de 120 a 400 kg/carne/animal) —etapa donde son necesarios granos y forrajes de calidad, y donde la Agricultura de Conservación que promueve MasAgro es útil para producirlos bajo condiciones de sequía—.

Con más de 2,000 productores involucrados se han obtenido impactos positivos en cerca de 644,000 cabezas de ganado y 45,723 hectáreas de temporal trabajadas con prácticas sustentables. Este proyecto se ha convertido en una estrategia que las organizaciones de productores solicitan se replique en sus comunidades: durante la reunión anual de la Asociación Ganadera de San Pedro del Gallo —realizada en febrero de 2020 con la participación de más de 150 productores agropecuarios—, Arnoldo Amaya Carrete —presidente de la Unión Ganadera Regional del Norte de Durango— solicitó que MasAgro ampliara su cobertura al resto de los municipios que abarca la organización que encabeza.

Con el apoyo del CIMMYT, que brinda soporte científico a MasAgro; la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (Unidad Laguna), con la que se han trabajado los temas referentes a la ganadería; y las direcciones de desarrollo rural municipal y las organizaciones de productores, en Durango se podrán ampliar los impactos de MasAgro para asegurar la producción de granos y forrajes en el semidesierto de Durango de una forma sustentable. (https://idp.cimmyt.org/)

Deja un comentario